La Hora :: Ecuador :: Noticias Nacionales e Internacionales

Viernes, 24 de Marzo de 2017

Ediciones Anteriores

Ingrese Aqui

Regionales:

Nacional

Toros

En Ecuador la fiesta de los toros mira hacia delante

Martes, 21 de Marzo de 2017

A los eventos taurinos tradicionales asisten un millón de personas cada año.



Por: Santiago Aguilar

 

 


La fiesta de los toros en Ecuador vive y crece pese a los constantes amagos de grupos contrarios a la libertad que buscan desconocer las raíces históricas, sociales y económicas de esta actividad cultural. La absurda consulta popular de 2011 que derivó en la prohibición del último tercio de la lidia en ruedos capitalinos y la consecuente suspensión de la Feria de Quito dieron lugar a un sorprendente cambio de la dinámica anual manifestada en la repotenciación de otras plazas que acogieron a un creciente número de funciones taurinas.

 


La temporada ecuatoriana encuentra su punto de partida en la feria de Nuestra Señora de la Merced de Ambato, ciclo de corridas que a la hora del recuento se marca como referencia. Hace un año llegó con gran fuerza el peruano Andrés Roca Rey que consiguió un importante triunfo, la tarea del joven lidiador se saldó con la obtención de cuatro orejas y un rabo al cabo de dos estupendas faenas. Los carteles los completaron Joselito Adame, Juan Francisco Hinojosa, Guillermo Albán, Morenito de Arada y Daniel Luque.

 


Con el país aún consternado por el terremoto que azotó a dos provincias costeras, se llevó adelante la abrileña feria de Riobamba con la idea de recaudar donativos para las víctimas de la tragedia; el gran triunfador fue Enrique Ponce que desorejó a un buen toro de Triana; en menor tono desfilaron por el ruedo Miguel Abellán, Francisco Rivera Ordóñez, López Simón, Cruz Ordóñez, El Carmelo y el rejoneador Sebastián Peñaherrera.

 


Tres plazas de toros reabrieron sus puertas en 2016; Latacunga el 2 de abril tras el cierre forzado por la emergencia a causa de la erupción del volcán Cotopaxi, David Galván indultó un toro de Huagrahuasi; más adelante en julio Cayambe recuperó la actividad con Juan Francisco Hinojosa, Martín Camacho y el jinete Álvaro Mejía en tanto que Tanicuchí el 12 de agosto celebró un festejo mixto el que el matador de toros Juan Pablo Díaz indultó a una res de Triana. Como efeméride cabe señalar el retiro del toreo profesional de Nepatlí Casa “El Tortuga” pundonoroso banderillero que trajinó por más de medio siglo en las arenas del mundo.

 

 


El mapa taurino

 


Aficiones como las de San Miguel de Bolívar, Valencia, Chimbo, Sangolquí, Yaruquí, Píllaro, Guano, Cajabamba, Penipe, Pujilí, Chunchi, Gonzanamá, El Chaco, Lago Agrio; entre otras, acogieron espectáculos taurinos de categoría.

 


Además, plazas improvisadas se montaron como es costumbre para poner en escena la tradicional fusión de la celebración indígena con la corrida formal en un grueso del trajín de festejos mixtos y capeas populares que se llevaron a cabo en alrededor de 100 pueblos con la participación de alrededor de un millón de personas.

 


En el intenso mes de septiembre se realizó la Feria del Aficionado Práctico, encuentro internacional en el que participaron 54 aficionados de cuatro países, agrupados en los carteles de 10 festivales cumplidos en la plaza de Tambo Mulaló. La feria concluyó con un mensaje de aliento y unidad a los aficionados a la fiesta de los toros del continente que encuentra en este ciclo anual la oportunidad para ejercer su derecho a la libertad.

 


Ya en noviembre en Machachi, en las goteras de Quito, con aire triunfal actuaron los matadores Curro Díaz y Guillermo Albán acompañados por los jinetes Álvaro Mejía de Ecuador y la portuguesa Sonia Matias.

 


La seguidilla de festejos dispersos por la geografía local encontró cause a fines de año con la celebración de la feria de Latacunga y las tradicionales noches en la Plaza Belmonte en el centro de Quito.

 


Tardes inolvidables

 


Una cátedra de tauromaquia ofreció el 25 de noviembre Enrique Ponce en la arena latacungueña, la faena premiada con los máximos trofeos es con diferencia su obra más importante en ruedos equinocciales. En aquella tarde Andrés Roca Rey también triunfó. A día seguido David Fandila “El Fandi” abrió la puerta grande en tanto que Sebastián Castella alcanzó un trofeo del segundo de su lote.

 


En la Plaza Belmonte, los primeros días de diciembre pasaron con gran suceso Ponce, ‘El Fandi’, Castella, Roca Rey y los novilleros locales Julio Ricaurte y José ∫ Marcillo, protagonistas de tres festejos taurinos. Lo cierto es que los toros en La Belmonte se viven con pasión desbordada, no en vano esta plaza es la trinchera de la afición quiteña.

 


Hace muy pocas semanas Ambato cerró este anual recuento con el rotundo triunfo de Juan Bautista Jalabert y la notable labor del debutante José Garrido y el destacado quehacer de los nacionales Albán y Cruz Ordóñez.

 


El frente de protección de los espectáculos populares se apuntaron∫ dos determinantes acciones: la exclusión de las fiestas populares como causal de maltrato animal y su consecuente prohibición en el recientemente expedido Código Orgánico del Ambiente y, hace pocos días, el rechazo del Municipio de Quito a la Iniciativa Popular Normativa que planteaba la prohibición absoluta de las expresiones tradicionales en la capital. El trabajo silencioso y paciente de los colectivos urbanos y rurales de taurinos, chagras, agricultores, aficionados, artesanos, trabajadores, comerciantes y galleros llevado a cabo durante cinco años evitaron los intentos abolicionistas.

 


El caso es que la fiesta de los toros en la ‘Mitad del mundo’∫ subsiste, no claudica y mira hacia adelante, gracias a la afición de quienes la dan forma y sostienen tanto en los ruedos como en el imaginario popular.

 

 

 

 

 

 

 

 

Visítanos también en:
Visita La Hora en FaceBook
Visita La Hora en Twitter