La Hora :: Ecuador :: Noticias Nacionales e Internacionales

Domingo, 26 de Marzo de 2017

Ediciones Anteriores

Ingrese Aqui

Regionales:

Pais

Allrededor de 1.800 niños esperan ser adoptados en el Ecuador

Domingo, 12 de Mayo de 2013

Ser madre es uno de los más grandes anhelos de millones de mujeres en el mundo entero, pero no todas pueden lograrlo con los métodos naturales o asistidos; para ellas, cristalizar este deseo está en la adopción. En el país, solo en el año 2012 se concretaron 1200 procesos y actualmente más de 1.800 menores esperan ser adoptados.


Los engorrosos trámites para concretar la entrega de un niño han sido el principal obstáculo para que los menores no tengan un hogar que los proteja y les dé el cariño que anhelan.


Eso lo corrobora Sor Carlota Terreros, directora del Albergue Padre Julio Villarroel de Loja, quien, durante los 17 años que lleva a cargo del centro, ha sido testigo de cuatro adopciones.


La última se dio en enero de este año. Se trataba de una pareja estadounidense que, luego de más de cuatro años, logró adoptar a Miguel, un niño abandonado a los cinco, que en la actualidad tiene 13 años de edad.


“Pasaron muchos años porque en ese entonces Ecuador no renovó el convenio de adopciones con ese país extranjero”, dijo Terreros, quien añadió que la mayoría de niños del albergue son de difícil adopción porque tienen padres.

 

 

Simplifican trámites

 

El 21 de marzo de este año, el Ministerio de Inclusión Económica y Social (MIES), expidió el acuerdo ministerial 000-194, un Instructivo para Regular el Procedimiento de Esclarecimiento de la Situación Socio-legal y Sicológica de los Niños y Adolescentes que se encuentran en entidades de atención de acogimiento públicas y privadas, como se llama la nueva norma, tiene por objetivo que la declaratoria de adoptabilidad de un niño y su adopción se desarrolle máximo en un año.


José Egas, subsecretario de protección especial, aseguró que tanto la fase administrativa como jurídica eran engorrosas y “bastante infames” con los niños que tienen el derecho a una familia. “En el proceso se cansan (los padres adoptivos) o no encuentran el referente del niño”, explicó.

 

 

Problemas


El trámite más largo y burocrático históricamente, según Egas, ha sido la etapa de investigación en la que se determina si existen referentes familiares del niño que va a ser adoptado, hasta el tercer grado de consanguinidad, y el fallo del juez con la resolución de adoptabilidad, que determina la situación legal de los infantes.


Por esto se realizaron las modificaciones. Ahora, para la primera etapa, para determinar si el niño o adolescente tiene familia, tanto el MIES como los juzgados tienen tres meses. En este tiempo, la Policía Especializada para Niños, Niñas y Adolescentes (Dinapen), la Fiscalía y los técnicos de los centros de acogimiento, recabarán la información necesaria y el juez declarará la adoptabilidad, explicó el director de adopciones, Guido Quezada.


Una vez terminada esta etapa, pasan las fichas, tanto de niños como de las personas que desean adoptar al Comité de Asignación Familiar que estudia los perfiles de las dos partes y determina qué infante debería ser asignado.


Cuando se selecciona existen unos días de emparentamiento, en el que se conocen, para finalmente pasar al juzgado nuevamente, que en un plazo de 25 días dictará la adopción. Existen ciertas condiciones que podrían alargar el proceso, como que el niño sí tenga referentes familiares, pero que ya no deseen tenerlo.

 

 

A la espera

 

Actualmente, en el país existen alrededor de 1.800 niños que podrían ser adoptados, según las fichas del MIES, por lo que se espera tener en este año un nuevo levantamiento de información en los 60 centros de acogida temporal o permanente que funcionan a nivel nacional.


Del grupo que actualmente vive en esos lugares, la mayoría son infantes entre uno y seis años, aunque entre el 35% y 40% corresponden a las edades de uno hasta tres años, siendo ellos los más fáciles de adoptar. La diferencia, junto a niños con discapacidad, está en el grupo de difícil adopción.


Las características más comunes que buscan los interesados en adoptar un niño es que tenga entre uno y máximo tres años, que no presente ningún tipo de discapacidad, en un 65% que sea un niño y de preferencia que sea “medio blanquito”, explicó Egas.


Solo extranjeros han optado por adoptar menores discapacitados, quienes representan entre el 13% y 15% de todos los infantes que esperan tener una familia.

 

 

Etapas emocionales

 

Los niños que no tienen a sus padres biológicos por diversas razones experimentan “inseguridad y abandono”, además de una sensación de “soledad”, señaló la sicóloga Adriana Fornasini, quien ha trabajado con familias que han adoptado niños.


Por esto, el conocer que van a ser adoptados les genera esperanza y a los próximos padres una “gran ilusión”. Sin embargo, existen ciertas etapas que deberán ser superadas durante el desarrollo del menor y su relación con su familia adoptiva.


“Los padres tienen que asumir la responsabilidad de que su hijo es adoptado y no pretender que sea biológico”. Es ideal que tengan “un cuidado y protección extra porque presentan características de inestabilidad e inseguridad”.


Durante su crecimiento existirán momentos en los que el niño y después adolescente se cuestione cuál es su familia de origen, por lo que es fundamental que las familias desde pequeños les digan que son adoptados, como algo normal, y con mucho amor.

 

 

Algunos requisitos

Aspirantes a padres


° Ser legalmente capaces.
° Ser mayores de 25 años.
° La pareja debe ser heterosexual y estar unida, no necesariamente en matrimonio, por más de tres años.
° Tener salud física y mental adecuada.
° Disponer de los recursos económicos indispensables.
° No registrar antecedentes penales por delitos sancionados con penas de reclusión.
 


El Dato

Estados Unidos, Suecia, Italia, Bélgica y España son países donde son adoptados niños con discapacidad.
 

 


Relegados los discapacitados


° De los alrededor de 1.800 niños en el país para ser adoptados, entre el 13 y 15% corresponden a menores con discapacidad. Ninguno de ellos es adoptado por familias nacionales, sino por extranjeras, confirmó José Egas, subsecretario de protección especial.


Esto se debe a que no existen las condiciones, tanto culturales como económicas, para hacerlo, de acuerdo con la sicóloga Adriana Fornasini. Los ecuatorianos siguen teniendo cierto nivel de discriminación a los niños discapacitados.


En la Fundación Hogar para sus Niños tienen 45 infantes. De ellos, el 40% tienen discapacidad. La normativa que fue aprobada por el MIES no ha beneficiado a este grupo que se encuentra en el rango de difícil adopción. “No ha existido ninguna mejoría, seguimos teniendo los mismos niños (con discapacidad)”, explicó su directora, Gabriela Salazar.


Según ella, en el país existen nueve agencias que deberían estar buscando familias para los niños que necesitan. Pero “de las nueve hay cinco que trabajan” y de éstas, algunas se dedican a buscar bebés sanos, añadió.


“El Consejo Nacional de la Niñez y Adolescencia debería sacar a las agencias que no trabajan o que han tenido cero logros en los últimos años”, dijo. En la Fundación, hace una semana fue adoptado un niño con sordera por una familia en el exterior.




SANTO DOMINGO


250 niños albergados


° En la Fundación Social Caritas y la Casa Hogar de Jesús se acogen a 250 niños y aún no se dan casos de familias interesadas en la adopción de los menores que allí se educan.
Carmen Morillo, directora distrital del MIES, manifestó que en caso de existir alguna pareja interesada, uno de los principales requisitos es presentar la solicitud en las oficinas de esta institución, que será direccionada a la Unidad Técnica de Adopción (UTA), distrital de Guayaquil.


En el país sólo existen tres UTA ubicadas en las ciudades de Guayaquil, Quito y Cuenca.
Javier Cobeña, coordinador de la zonal 4 Manabí – Santo Domingo, sostuvo que este tipo de insuficiencia planea ser reemplazada para finales de este año abriendo unidades de adopción en cada una de las direcciones administrativas.


“Con este proyecto se tendría una más cercana en Santo Domingo. Sin embargo, hasta el momento, seguiremos operando con las tres unidades de adopción a nivel nacional”, enfatizó la autoridad.
 


ESMERALDAS


No hay adopciones


° De acuerdo con el juez adjunto de la Niñez y Adolescencia en Esmeraldas, César Hernández Pazmiño, en esta ciudad desde 2010 que fue creado ese juzgado, no ha habido proceso de adopción.


Por ello, el Juez considera que uno de los inconvenientes para los adoptantes podría presentarse en las dificultades en las dos fases del proceso que son la administrativa y la judicial.


La fase administrativa es la que se realiza en el MIES, donde la unidad técnica declara la adoptabilidad del menor, es decir, cuando se declara el abandono del niño.


“La adopción no está direccionada únicamente para los niños, niñas o adolescentes huérfanos, sino que también se adopta a los niños de padres que no tienen las condiciones para criarlos”, explicó Hernández Pazmiño.


Una de las falencias que reconoció Hernández es que una vez que se concreta la adoptabilidad se debe hacer un seguimiento para conocer en qué situaciones está viviendo el niño con la familia acogiente, pero la falta de personal y recursos impide este proceso, por lo que se desconoce la situación del menor adoptado, sobre todo si está en el exterior, pese a que existen convenios internacionales.


La escasa adopción en Esmeraldas fue corroborada por el exjuez de la Niñez y Adolescencia y expresidente del Tribunal de Menores, Julio Micolta Cuero, quien ejerció los dos cargos durante 19 años. En ese lapso se registraron entre 10 y 15 adopciones y casi todas las familias acogientes eran extranjeras y preferían a los niños con discapacidad.
 

 

EL ORO


Buscan niños bonitos


° Entre los años 2011 y 2012 no se concretó ninguna adopción en la provincia de El Oro. Según el MIES existen ocho esclarecimientos legales que permiten la adopción de igual número de niños, niñas y adolescentes que se encuentran en centros de acogimiento institucional. En estos casos la reinserción en el hogar, las condiciones y las referencias familiares han sido fallidas.


El proceso de calificación de la familia es decisivo. Algunos buscan adoptar sólo bebés, mestizos, de ojos claros, cabello castaño y el prototipo de ‘niño bonito’; mas no un niño, niña y adolescente -que independientemente de su color de piel o características- llegue al hogar para ser parte de una familia, que reciba amor y cuidado.


Por esta razón y con las nuevas políticas estatales, las instituciones buscan enfocar la adopción desde el entorno familiar y no como un proceso donde sólo se llene un espacio vacío entre una pareja.
 

LOJA


Seis centros de acogimiento


° En el cantón Loja existen seis centros de acogimiento: Mercado Mayorista, Padre Julio Villarroel, María Bordoni, San Camilo de Lellis, Hogar Mariana de Jesús y Dorotea Carrión.
Las familias tienen más interés en adoptar a menores de tres años, por lo tanto, en el Hogar María Bordoni se dan un mayor número de adopciones. Una vez que se hace efectiva, el MIES realiza un seguimiento del caso hasta por 7 años.


 

TUNGURAHUA


Casos se dilatan


° Menores de 0 a 6 años son acogidos en el Hogar Santa Marianita. Gladys Cuji, trabajadora social indica que no todos ellos son aptos para la adopciones ya que algunos llegaron por situaciones de riesgo y otros por abandono, los cuales son reinsertados a sus familias.


Un estudio de la situación legal-social y psicológica de los niños y adolescentes, que se encuentran en entidades de acogimiento públicas y privadas, determinó casos en que la declaratoria de adoptabilidad se ha dilatado de 3 o 5 años; pero con este instructivo ahora los trámites serán más ágiles y se evitará la institucionalización de los niños.


El Código de la Niñez y Adolescencia no determina una edad máxima para adoptar; sin embargo, dispone que debe haber una diferencia de edad, no menor de 14 años, ni mayor de 45 años con el adoptado.


Aquí, la familia del niño huérfano tiene preferencia en la adopción, pero sólo hasta el cuarto grado de consanguinidad.

 

Adopción. Niños, niñas y adolescentes de centros de acogida institucional son los candidatos a formar parte de una familia.

Otras noticias de Pais

Visítanos también en:
Visita La Hora en FaceBook
Visita La Hora en Twitter