La Hora :: Ecuador :: Noticias Nacionales e Internacionales

Jueves, 26 de Mayo de 2016

Ediciones Anteriores

Ingrese Aqui

Regionales:

Economía

Salvaguardias no ayudan a textileros

Martes, 15 de Marzo de 2016

SECTOR. Los productores textiles redujeron sus ventas entre un 20% y un 25% en 2015.

 

 

Las sobretasas no evitaron que los consumidores nacionales compren ropa en los países vecinos.




Una caída en el consumo interno y en las exportaciones fue la realidad que tuvo que atravesar el sector textil durante 2015, y en 2016 las cosas no perfilan mejor.


Javier Díaz, principal de la Asociación de Industriales Textiles del Ecuador (AITE), explicó que la reducción de las compras locales se debió al miedo del consumidor y la pérdida de empleos. Con las exportaciones, dijo, los principales mercados (Colombia, Perú, México y Chile) depreciaron mucho su moneda encareciendo la venta de productos ecuatorianos.


Si bien las cifras definitivas no se conocen aún, pues los cierres finales se conocerán hasta abril, se estima que las ventas generales del sector textil bajaron entre un 20% y un 25%. Solo en exportaciones la caída sería del 28% aproximadamente.


Díaz dijo que es necesario aclarar que las sobretasas arancelarias vigentes desde el 11 de marzo de 2015 tenían como enfoque estabilizar la balanza de pagos y evitar la salida de divisas, y se esperaba que “de rebote” haya algún beneficio para la producción nacional. Sin embargo, las condiciones del mercado predominaron y el consumo del producto nacional fue menor.

 

“Incluso con 25% de salvaguardias que tenía la ropa el año pasado, hubo más importación de ropa que en 2014, en volumen y cantidad de prendas”, dijo el directivo del gremio.


Joffre Izurieta, presiente del Sector textil de la Cámara de la Pequeña y Mediana Empresa de Pichincha (Capeipi), coincidió con que la devaluación monetaria de los países vecinos hizo que los ecuatorianos sigan acudiendo a la frontera para comprar su ropa, pues les resulta más barato, pese a que existen controles en las fronteras a la importación masiva.


Así, el ‘gran desafío’ para la industria textil y de la confección nacional durante 2016 y posiblemente 2017 es la supervivencia.


Dentro de las estrategias que se tienen previstas, Díaz explicó que buscarán los nichos de mercado que se puedan atender, donde haya un cierto factor diferenciador que permita la venta y conpra con la liquidez necesaria para cubrir con los pagos de la nómina, la Seguridad Social, pagos a proveedores, a la banca etc.


Izurieta dijo que un nicho que puede funcionar es atender a los consumidores más tradicionales. Por ejemplo, si está de moda un pantalón muy estrecho, diversificar la producción para atender al cliente que usa los pantalones clásicos. Añadió que la alternativa es mejorar la producción y competitividad, buscando las formas generar más con los mismos recursos. (ABT)


 

 

 


Empleo en el sector

 

Unas 155.000 personas estarían vinculadas de forma directa a la industria textil y de confección nacional.


Díaz señaló que, en cuanto al empleo, se hizo una especie de radiografía del sector a través de una encuesta con la que se determinó una caída de entre el 9% y 10%. Pese a ello, de acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC), relacionados al sector de manufactura, prácticamente no hubo pérdida de empleo, ya que a diciembre de 2014 el empleo adecuado nacional total para el sector manufacturero en general fue de 12,85% y para el mismo mes de 2015 fue de 12,39%.



 

 


El Dato



La variación de las exportaciones de manufacturas textiles entre 2014 y 2015 fue de -17%, según datos del Banco Central del Ecuador (BCE)

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Visítanos también en:
Visita La Hora en FaceBook
Visita La Hora en Twitter