La Hora :: Ecuador :: Noticias Nacionales e Internacionales

Jueves, 27 de Abril de 2017

Ediciones Anteriores

Ingrese Aqui

Regionales:

Pais

Los bancos deberán mantener más dinero en el Central

Lunes, 5 de Diciembre de 2016

DINERO. La reducción de la liquidez en las entidades financieras es uno de los riesgos que ven.



A pocas semanas de las elecciones, en medio de la contracción económica y con una situación fiscal bastante estrecha, la Junta de Política y Regulación Monetaria aprobó subir el encaje bancario a las instituciones cuyos activos superen los 1.000 millones de dólares.


El encaje bancario es el porcentaje de dinero que los bancos privados deben mantener congelado en las cuentas del Banco Central como una reserva para garantizar los depósitos de sus clientes y, de esta forma, los bancos siempre tengan dinero disponible en caso de que sus clientes lo requieran.


La resolución 302-2016-F de la Junta establece que para los bancos con activos que superen los 1.000 millones, este rubro pase del 2% al 5%.


Para la Corporación de Estudios para el Desarrollo (Cordes), el efecto inmediato de esa medida es nulo, porque, dada la baja demanda de crédito, todos los bancos afectados por la resolución tienen depositados en el Central montos mayores al nuevo requerimiento legal. Sin embargo, “el incremento en el encaje implica una restricción de la liquidez que los bancos pueden usar”.


“En ese sentido, resulta llamativo que el Gobierno, empeñado como está en mostrar una mejora en el nivel de actividad, tome una decisión que, lejos de favorecer la oferta de crédito en el país, la restringe”, cita Cordes en un análisis.


Pocos días antes, la Junta emitió una resolución (301-2016-M) sobre los depósitos públicos en el exterior que establece: “Las entidades del sector público no financiero no podrán mantener depósitos e inversiones en el exterior, sin contar con la autorización de la Junta. Los depósitos e inversiones, incluyendo capital e intereses, que mantengan en el exterior sin contar con la autorización, deberán ingresar de manera obligatoria al país hasta el 31 de diciembre y se depositarán en el Banco Central”.


Ambas resoluciones aumentarían la cantidad de dinero depositado en el Central. Esa institución, a través de la compra de papeles emitidos por el Ministerio de Finanzas, ha prestado al Gobierno 2.848 millones de dólares en lo que va del año y, al 25 de noviembre, el saldo de esas operaciones (no registradas como deuda en los boletines oficiales) se encuentra ya en 4.175 millones de dólares.



Contexto económico


Dado que el Central no puede emitir dinero, esos préstamos provienen de los depósitos que recibe. El Gobierno se ha preocupado por resaltar que los fondos que la entidad utiliza para comprar los papeles del Ministerio de Finanzas proceden exclusivamente de los depósitos públicos.


El mismo gerente, Diego Martínez, lo confirmó en una entrevista otorgada a este Diario. Al ser cuestionado sobre el respaldo de los depósitos de sectores públicos como el Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS) o de los gobiernos locales, aseguró que son montos respaldados en activos e inversiones.


La Asociación de Bancos (Asobanca) considera que las resoluciones “carecen de sustento técnico”. Esta medida, según la entidad, buscaría inmovilizar parte de la liquidez que los bancos privados tienen depositada en el Central, aproximadamente 750 millones de dólares adicionales.


“Lejos de reactivar la economía, una medida como esta, restringe la concesión de crédito que ha venido promoviendo el sistema bancario”, cita el organismo en un comunicado de prensa.


Esta aseveración se sustenta en la decisión de los bancos miembros de Asobanca de, a mediados de este año, colocar 10.000 millones de dólares en créditos para este segundo semestre, meta que, según indican, “podría verse afectada”. (LGP)



La respuesta oficial


° El Banco Central, en respuesta a una solicitud de información realizada por este Diario, indicó que el incremento establecido aplica solamente a los siete bancos más grandes del país, que, a partir del próximo jueves deberán encajar por sus captaciones tres puntos porcentuales adicionales y que representa, aproximadamente, 680 millones de dólares.


“En ningún momento es una medida restrictiva para la colocación de nuevos créditos. La banca ha acumulado liquidez y no ha sido capaz de canalizarla hacia el crédito, pues las colocaciones apenas crecieron 581 millones de dólares desde el mes de diciembre de 2015, mientras los depósitos han crecido en más de 2.500 millones en el mismo periodo”, cita.


Sin embargo, deja una puerta abierta. “Si la gestión de la banca privilegia la colocación de crédito de manera sostenida y creciente se podrá analizar una medida de reducción del encaje”.





Cifras


3 puntos porcentuales es el incremento.

10 mil millones en créditos ofrecieron los bancos para este segundo semestre.

 

 


Otras noticias de Pais

Visítanos también en:
Visita La Hora en FaceBook
Visita La Hora en Twitter