La Hora :: Ecuador :: Noticias Nacionales e Internacionales

Viernes, 24 de Marzo de 2017

Ediciones Anteriores

Ingrese Aqui

Regionales:

Especiales

Día de la Mujer: ‘Hay mucha indiferencia frente al acoso a las mujeres’: Bibiana Aído Almagro

Miércoles, 8 de Marzo de 2017

ENTREVISTA. Bibiana Aído Almagro se unió a la ONU Mujeres en 2011.



Violencia, participación política y algunos logros son temas de los que habla Bibiana Aído Almagro.



En lo que va del año se han registrado más de 30 femicidios en Ecuador, un país donde seis de cada 10 mujeres sufre de algún tipo de violencia, según datos de ONU Mujeres en Ecuador.

 


Para la española Bibiana Aído Almagro, representante de este organismo internacional en Quito, enfrentar este problema pasa por un conjunto de acciones más allá del ámbito de las leyes.

 


¿En qué medida la violencia de género afecta a las mujeres del país?¿Qué indicadores se tiene?



En Ecuador, seis de cada 10 mujeres sufren de algún tipo de violencia y cuatro de cada 10 de ellas violencia sexual. Esto se incrementa en el caso de otras poblaciones más vulnerables como las afrodecendientes, las indígenas y creo que es un tema al que hay que prestarle especial atención.

 


¿Qué hacer para enfrentar esta realidad?

 


Son muchos los ángulos para realmente poder poner soluciones al problema de violencia contra las mujeres, hay que trabajar en prevención, en educación, en formación, en no impunidad con la Ley en la mano atendiendo a las mujeres, castigando a los agresores.

 

¿Pero dónde hay que poner énfasis?



En el tema cultural, en el cambio, en el estereotipo, en la formación de los profesionales, en el tratamiento de la información por parte de los medios de comunicación, en una mayor sensibilización desde la cultura, cómo cambiamos las mentalidades donde las mujeres no son menos que los hombres ni son propiedad de los hombres, hay que acabar con ese patriarcado, con ese machismo que es la base que sustenta la violencia que se ejerce sobre las mujeres.

 



¿Pasa por promover un cambio cultural y ya no es cuestión de leyes?



No solo de leyes, creo que estas son importantes, tienen que existir, no puede haber impunidad, tiene que haber castigo, pero hay que trabajar sobre todo en prevención, campañas de sensibilización social, educación en las escuelas.

 



¿Es alto el nivel de impunidad de los casos de violencia contra las mujeres?



Creo que se están haciendo esfuerzos muy importantes, ONU Mujeres trabaja con el Consejo de la Judicatura desde hace varios años, precisamente en materia de formación, en no impunidad y creo que en ese sentido sí se está avanzando de manera sustantiva en esa parcela.

 



¿Qué sucede con el acoso contra ellas en el espacio público?



Hay muchísima indiferencia por parte de quienes presencian estas situaciones de acoso, eso lo hemos visto en estudios de base que se hicieron tanto en Quito como en Cuenca, no hay una reacción ciudadana.

 


¿A qué se refiere?



Es como si estuvieran anestesiados por el hecho de que es algo que está tan naturalizado, creo que acabar con esa naturalización, con esa normalidad de la violencia o del acoso tiene que ser una de las principales acciones que llevemos a cabo como ciudadanos y ciudadanas, y desde luego desde las instituciones que pueden contribuir, desde los gobiernos, universidades...



Desde hace cinco años en Quito se impulsa el programa ‘Ciudades seguras’ para impedir el acoso en el transporte público, ¿hay avances?



Sin duda. Recientemente hemos estado en México en el foro global ‘Ciudades seguras’ donde han participado todas las ciudades que son parte del programa (más de 20 en todo el mundo) y Quito ha sido referenciado como un buen ejemplo a seguir por el trabajo en concreto que se ha hecho en materia de transporte.

 


¿Y el transporte es el espacio donde más acoso se da?



Es increíble. De hecho, cuando se hizo la línea de base, que fue en 2010, los resultados fueron que el 84% de las mujeres decía no sentirse segura en el transporte público, el 63% que abandona o trata de irse del puesto antes de las seis de la tarde porque más tarde les da miedo utilizar el transporte público, o sea su movilidad está condicionado al hecho de ser mujeres.

 


¿Cuáles son los resultados que el programa ha dado hasta ahora?

 


Está en monitoreo, no está en fase de evaluación aún, pero por ejemplo como resultado concreto está el hecho de la declaración del programa como proyecto emblemático de Quito, la ordenanza 235 que visibiliza el acoso y que hacen que se tomen medidas específicas.

 



¿Qué pasa con la situación de la mujer en el trabajo?



La salud ocupacional no tiene enfoque de género, no existe información registrada sobre la salud de las mujeres en el trabajo. Lo que faltarían son datos específicos sobre discriminación y violencia para poder tomar medidas, me parece realmente el poder contar con datos desagregados por género y sexo que nos permitan tener un diagnóstico de la situación es algo absolutamente necesario para poder tomar medidas y poder desarrollar políticas públicas.

 



¿Cómo ve el involucramiento de las mujeres en la actividad política?

 


Creo que ha habido un incremento sustantivo y merece la pena destacarlo en participación política, Ecuador es uno de los países con mayor participación de mujeres en la Asamblea; sin embargo, eso baja de una manera sustantiva cuando nos vamos a nivel de prefectos, de juntas parroquiales, hay que trabajar en capacitación de líderes, pero también hay que incidir sobre la violencia política que sigue siendo alta en muchísimos lugares del mundo y Ecuador no es la excepción. (RVD)






Frase


 

"Hay que acabar con ese patriarcado, con ese machismo que es la base que sustenta la violencia que se ejerce sobre las mujeres”.

Bibiana Aído Almagro
Representante de ONU Mujeres en Ecuador





El Dato


En ONU Mujeres, la señora Aído se ha desempeñado como Asesora de Programas para las Américas y el Caribe











 

Otras noticias de Especiales