La Hora :: Ecuador :: Noticias Nacionales e Internacionales

Jueves, 27 de Abril de 2017

Ediciones Anteriores

Ingrese Aqui

Regionales:

Pais

Analistas cuestionan la autonomía del Central

Jueves, 9 de Marzo de 2017

Entidad. El Banco Central del Ecuador es actualmente una dependencia del Ejecutivo.



Un total de 5.289 millones de dólares le ha prestado el BCE al Gobierno Central.



Las funciones del Banco Central del Ecuador (BCE) en el país y su rol en una economía dolarizada son cuestionados. Es así que tanto analistas económicos como los candidatos a la Presidencia, e incluso miembros del desaparecido Directorio de la entidad, han planteado en más de una ocasión la necesidad de devolver la autonomía al BCE.

 


Para el director de la Corporación de Estudios para el Desarrollo, José Hidalgo, el BCE perdió autonomía desde que, con la nueva Constitución, de 2008, la entidad pasó a ser una dependencia del Ejecutivo, que además designa a las autoridades del banco.

 


Según Cordes, el Gobierno aprovecha esa condición y maneja sus recursos y previsiones de crecimiento de la economía en favor de los intereses del Gobierno. “Esta falta de independencia no se limita solo a la concesión de créditos otorgados por el BCE al Gobierno, que le han servido para inyectar liquidez a la economía a través de las operaciones de corto plazo”, explica Hidalgo.

 


“Se ha visto cómo el BCE maneja sus estadísticas económicas. Las cifras de crecimiento estarían alineadas a las previsiones estatales de crecimiento y hay varias inconsistencias en los resultados observados y en las previsiones”, agrega al decir que el BCE quiere mostrar estadísticas que le sean favorables al Gobierno.

 


Para el analista Marcos López, la pérdida de la autonomía volvió al BCE un simple ejecutor de las políticas emitidas por el Ejecutivo.

 


La calidad de “tercero confiable”, señaló, le permitía garantizar niveles de transparencia y confianza de las cuentas nacionales y de las estadísticas económicas, como el Producto Interno Bruto (PIB), la balanza comercial, la balanza de pagos, el sistema financiero, etc. “Ahora es más difícil confiar en las cifras que las genera el propio interesado”, dijo.

 


El Central también funciona como banco de comercio exterior del Estado (las importaciones públicas requieren de cartas de crédito) y el problema, según López, es que fruto de la continua descapitalización del banco y sobre todo de la injerencia política en decisiones administrativas (como la entrega, a título gratuito, de bienes o derechos por altos montos) hacen que la situación financiera desmejore y el riesgo para las contrapartes se incremente.

 


Para López, la reducción de funciones en el BCE se debe a que el modelo que implanta el socialismo del siglo XXI no admite que existan contradictores legítimos. Y en política económica “el más peligroso” contradictor era el BCE.

 


Diego Borja, exgerente del BCE, es más radical y comenta que la institución en realidad nunca fue realmente autónoma. Una década atrás, explica, el Directorio estaba conformado por los representantes de los grupos empresariales o eran colocados por el Congreso. Dicho en sus palabras: “Dependía de los partidos políticos y grupos empresariales, tanto que la oficina el FMI estaba físicamente en el mismo BCE”.

 


Pero luego, con la Asamblea Constituyente, se elimina el Directorio y se dispone que sea el Ejecutivo quien designe al gerente general “lo cual tampoco es autonomía”, dice Borja. “Desde mi perspectiva, no fue ni es autonomía”, agrega. (LGP)





Las cuentas del Bank of China



Un ejemplo de las veces que se cuestionó la autonomía del BCE fue cuando se hizo pública la apertura de cuentas en el en el Bank of China Limited, en su sucursal panameña, con el objetivo de recibir los créditos otorgados por China para varias obras de infraestructura. Esta operación dejó varias dudas sin responder cuando la entidad estatal se negó transparentar los flujos y estados financieros de las cuentas, usando la figura del sigilo bancario.





La deuda del Gobierno con el BCE



El crédito del Banco Central el Ecuador (BCE) otorgado al Gobierno Central aumentó en 416 millones de dólares en la última semana de febrero, llegando a 5.289 millones.

 


Para el 13 de enero pasado el total de créditos otorgados desde el BCE ya era de 4.846,6 millones de dólares, lo que significaba un 4,9% del PIB del 2017, según las proyecciones del BCE.

 


El crédito obtenido a través del BCE no está considerado dentro del cálculo de la deuda pública por tratarse de operaciones de corto plazo. Sin embargo, para el cierre de enero, la deuda pública agregada sumaba 39.382 millones, lo que equivale al 39,1% del PIB.





 El dato


El candidato a la Presidencia Guillermo Lasso (CREO) propone en su plan de Gobierno devolverle la autonomía al Banco Central, mientras que el oficialista Lenin Moreno, no se ha pronunciado al respecto.










 

Otras noticias de Pais

Visítanos también en:
Visita La Hora en FaceBook
Visita La Hora en Twitter