La Hora :: Ecuador :: Noticias Nacionales e Internacionales

Viernes, 26 de Mayo de 2017

Ediciones Anteriores

Ingrese Aqui

Regionales:

Salud

El riñón enfrenta enfermedades duras y caras

Jueves, 9 de Marzo de 2017

CONTROL. Acudir al médico de forma frecuente ayuda a prevenir o diagnosticar enfermedades en etapas tempranas.



La prevención, los cambios de estilo de vida, la referencia temprana al nefrólogo... son importantes.



La enfermedad renal crónica (ERC) afecta aproximadamente al 12,1% de la población mundial, el doble de los registros de hace aproximadamente 10 años atrás, que era del 6%, lo que demuestra que es una entidad que ha crecido de forma alarmante.

 


Y se estima, si se continúa con un estilo de vida inapropiado (obesidad, malos hábitos alimenticios, falta de ejercicio…), que para el año 2050 los enfermos renales subirían al 30% de la población general, comenta el nefrólogo Herich Hernández.

 


Es por esta razón que el profesional hace un llamado a la concienciación de los médicos generales para una derivación a tiempo; a los pacientes y a la población en general a realizarse exámenes médicos de forma permanente para efectuar diagnósticos tempranos.

 


Además, dice que quienes tienen parientes hipertensos, diabéticos, si están en hemodiálisis o tienen algún trastorno renal, deben hacerse mínimo un chequeo anual con exámenes de sangre y orina para saber cómo están sus riñones, porque algunas de las enfermedades que afectan a estos órganos son hereditarias como la poliquistosis, un trastorno renal que se transmite de padres a hijos y que hace que se formen múltiples quistes en los riñones, aumentando su tamaño; o la glomerulonefritis, que daña la parte de los riñones que ayuda a filtrar los desechos y los líquidos de la sangre y que pueden llevar a la diálisis.




 

PROCEDIMIENTO. El diagnóstico de una enfermedad renal se realiza mediante una biopsia.



Es silenciosa

 


Hernández explica que la ERC es una patología silente porque no presenta síntomas en sus primeras etapas.

 


La ERC tiene cinco etapas. Muchas personas en estadío 1 o 2 no tienen síntomas, pero en el estadío 5 estos ya se presentan, pero por lo general no son identificados, como perder las ganas de comer, náuseas e incluso orinando normal aun cuando la función renal ya está deprimida completamente.

 


Quienes son diabéticos, hipertensos y obesos terminan con una ERC en estadío terminal que necesitan diálisis. La obesidad, señala el especialista, es causante del 60% de los pacientes que terminan diabéticos e hipertensos.

 


Por esta razón, el lema del Día Internacional del Riñón de este 2017 es ‘Cuida tus riñones para llevar una vida sana’ que llama a retomar un estilo de vida saludable con ejercicio, dieta balanceada y eliminación de malos hábitos que ayuda a proteger los riñones y el corazón.

 



Patología cara

 


Hernández asegura que el control de enfermedades y anomalías como la diabetes, la hipertensión, el ácido úrico, los lípidos, las infecciones urinarias, el colesterol, así como evitar medicamentos nefróticos ayudan a retardar el avance de la ERC y a mantener una función renal regular, lo que sumado a un buen control médico, buenas medidas y adecuada dieta puede retardar la realización de diálisis.

 


Explica que la salud renal tiene un alto costo desde el punto de vista de salud pública. “Es la más cara del mundo, sale más barato transplantar que dializarlo, es una de las entidades más caras de mantenerla” y añade que las unidades de diálisis en el país no se dan abasto.

 


Pero en la actualidad, después de un diagnóstico positivo, el médico especialista establece las pautas como cambios en los hábitos de vida de la persona para ayudar a los riñones a realizar su función. Si esto no se logra se inicia una hemodiálisis o diálisis peritoneal hasta lograr un transplante. (CM)





Conectados a una máquina

 


Hay dos formas de ayudar al paciente con enfermedad renal crónica (ERC) para eliminar las toxinas y el exceso de fluidos de la sangre y los tejidos: la hemodiálisis y la diálisis peritoneal.

 


La hemodiálisis es un proceso que hace circular la sangre de forma continua mediante un filtro conocido como dializador o riñón artificial que se utiliza con una máquina que hace las funciones del riñón. Este proceso se hace durante cuatro horas y tres veces por semana, informa el nefrólogo Herich Hernández. La diálisis peritoneal retira el desecho y el líquido excedente a través de los vasos sanguíneos que cubren las paredes del abdomen. Es la membrana llamada peritoneo que cubre las paredes del abdomen. Este proceso, que se hace en casa, implica colocar un suave tubo (catéter) en la cavidad abdominal y llenarla de líquido limpiador (solución de diálisis). Los pacientes sometidos a este proceso y su familia son preparados con anterioridad para que sepan de la manipulación y de normas de higiene.





El dato


1.500 dólares al mes es el costo de la diálisis por paciente.






Síntomas

 


Ponga atención


Orina espumosa o con burbujas.
Orina con menos frecuencia, en cantidades menores de lo normal y es oscura.
Si la orina contiene sangre.
Si se siente apresurado o tiene dificultad para orinar.
Inapetencia.
Sensación de malestar general y fatiga.
Dolores de cabeza.
Picazón (prurito) y resequedad de la piel.
Náuseas.
Pérdida de peso sin proponérselo.










Otras noticias de Salud

Visítanos también en:
Visita La Hora en FaceBook
Visita La Hora en Twitter