La Hora :: Ecuador :: Noticias Nacionales e Internacionales

Martes, 23 de Mayo de 2017

Ediciones Anteriores

Ingrese Aqui

Regionales:

Opinión

El oro y el moro

Lunes, 20 de Marzo de 2017

Franklin Barriga López

 


Franklin Barriga López



Cuentan en España que, en el período de la Reconquista, que duró casi ocho siglos, unos caballeros cristianos capturaron a cincuenta moros, entre ellos al alcalde de la ciudad malagueña de Ronda, Abdalá, y a su sobrino Hamet.


El primero fue liberado luego del pago de un cuantioso rescate; el otro, a pesar de querer abonar lo que le pidieron sus captores, siguió retenido, por cuanto el Rey Juan II de Castilla le llamó a su presencia. Frente a lo que estaba sucediendo, los caballeros creyeron que el monarca pretendía solicitar mayor cantidad de dinero en su beneficio y acuñaron la frase “quedarse con el oro y el moro”.


Desde allí perduró esta locución que se la escucha no solo en la península ibérica y que significa mentiras encubiertas. Ofrecer el oro y el moro ha quedado como sinónimo de promesas que, por su falsedad, no se cumplirán.
Lo anotado cobra mayor vigencia en la época de campañas electorales, donde por lo general los candidatos, con el fin de captar el favor de los electores, hacen ofrecimientos desmesurados y que se los considera como querer traer el cielo, la luna y las estrellas, únicamente hasta que concluyen los comicios.

 


Una vez proclamados los resultados de las urnas, los triunfadores que procedieron de la manera indicada cuando candidatos, cumplen únicamente lo que la sabiduría popular conoce y se patentiza en estas frases: “una cosa es con guitarra y otra, con violín” o “nos metieron gato por liebre”.
Para evitar los persistentes engaños que están acostumbrados a realizar los politiqueros, los electores requieren valorar dichas promesas con lupa de elemental lógica, a fin de diferenciar la paja del trigo.

 

 

 


fbarriga@lahora.com.ec

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Otras noticias de Opinión

Visítanos también en:
Visita La Hora en FaceBook
Visita La Hora en Twitter