La Hora :: Ecuador :: Noticias Nacionales e Internacionales

Miércoles, 26 de Abril de 2017

Ediciones Anteriores

Ingrese Aqui

Regionales:

Curioso

Los mayores errores arquitectónicos de la historia

Jueves, 13 de Abril de 2017

INSÓLITO. Las fachadas convexas del edificio El edificio Walkie Talkie concentraban la luz solar y fundía autos y alfombras. (Foto: arq.com.mx)

 

Algunas edificaciones construidas alrededor del mundo no brillan precisamente por estar bien construidas.


abc.es

 

Muchos arquitectos sueñan con diseñar un edificio que se convierta en un referente y acabe ocupando un lugar destacado en la historia. Sin embargo, en ocasiones, esta entrada en los anales de la arquitectura se produce por culpa de pequeños errores de diseño o construcción que acaban convirtiendo sus obras en auténticos ejemplos de lo que no debe hacerse.

 


A medio camino entre la mala suerte y la negligencia profesional, el blog Habitissimo publica una lista con algunos de los mayores errores arquitectónicos de la historia. Aunque la mayoría son fallos imperdonables, quién sabe si alguno terminará convertido en un reclamo turístico tan conocido como la Torre de Pisa.

 

 



El edificio Walkie Talkie

 


Diseñado por el estudio Rafael Viñol y Arquitectos y ubicado en el distrito financiero de Londres, este edificio saltó a la fama en 2013 por quemar todo lo que se ponía delante de la luz que reflejaba su fachada. La combinación de su forma, ubicación y altura generaba un potente efecto lupa que llegó a derretir parte de la carrocería de un carro y calcinar varias alfombras.

 

 




Se derrumbó de lado

 


Normalmente, los edificios se derrumban sobre su propia estructura. Sin embargo, eso no fue lo que ocurrió con un bloque de viviendas en construcción en la ciudad de Shanghai. La combinación de las lluvias y una mala cimentación provocó que el edificio, de 13 plantas, cayese sobre uno de sus costados, quedando literalmente acostado sobre el terreno.

 

 




La torre Beetha

 


Este rascacielos de 47 pisos y de 168 metros de altura, construido en la ciudad de Manchester, tiene la peculiaridad de generar un desagradable zumbido cada vez que sopla el viento. La responsable de perturbar la vida de todos los que rodean el edificio es una enorme aleta ubicada en su parte superior.

 

 




El Edificio Citicorp

 


Erigido sobre varios pilares, esta torre de 59 plantas y 279 metros de altura pudo haber ocasionado una auténtica catástrofe en pleno Manhattan. Tras su construcción, una estudiante de ingeniería descubrió que su peculiar diseño no le permitiría soportar vientos de más de 112 kilómetros por hora sin riesgo de desplomarse sobre el resto de edificios de la ciudad. Ante esta situación, los propietarios optaron por ocultar el peligro a la ciudadanía y reforzar las uniones de la estructura durante la noche a lo largo de la semana.

 

 



El Palacio de las Artes de Valencia

 


Santiago Calatrava es uno de los arquitectos españoles más conocidos mundialmente. También es el que acumula un mayor número de errores y polémicas a sus espaldas. El Palacio de las Artes de Valencia es un claro ejemplo de esto. A pesar de haber costado 478 millones de euros (506 millones de dólares), apenas siete años después de inaugurarse su fachada empezó a agrietarse, mientras las piezas que formaban la cubierta se abombaban y desprendían. Ante el riesgo, tuvieron que ser retiradas.

 

 



El Puente del Riuet

 


Esta obra de ingeniería costó 1,1 millones de euros a todos los mallorquines.

 

Pero, tuvo que ser demolido apenas siete años después de su inauguración.

 

El motivo fue que la carretera discurría demasiado cerca de una zona de viviendas. La cercanía era tanta que había vecinos que no podían abrir las ventanas de sus casas porque chocaban con la estructura del viaducto.

 

 



La torre John Hanckock

 


La construcción de este rascacielos supuso una auténtica revolución para la ciudad de Boston de los años 70’. Sin embargo, apenas unos meses después de su inauguración, el orgullo se convirtió en vergüenza, cuando los enormes cristales que recubrían la fachada comenzaron a desprenderse y caer sin ningún motivo aparente. Para evitar desgracias, mientras se buscaba una solución al problema, los cristales fueron sustituidos por paneles de madera.

 

 



El ascensor a ninguna parte

 


La construcción del velódromo Palma Arena es un claro ejemplo de cómo cualquier proyecto puede acabar convertido en un despropósito por culpa de la corrupción urbanística. Entre las innumerables situaciones surrealistas que ha dejado esta obra se encuentra un ascensor construido en medio de un descampado y que no lleva a ninguna parte.

 

 



La Torre de Pisa

 


Una deficiente cimentación provocó que, con el paso del tiempo, el campanario de la Catedral de la ciudad italiana de Pisa comenzara a inclinarse sensiblemente. Después, esta torre se transformó en un auténtico símbolo de la región, que cada año atrae a millones de visitantes. Sin duda, nunca antes un error arquitectónico fue tan afortunado.

 

 

 



 

TUIDO. La torre Beetha genera un desagradable zumbido cada vez que sopla el viento. (Foto: clarin.com)

Otras noticias de Curioso

Visítanos también en:
Visita La Hora en FaceBook
Visita La Hora en Twitter