La Hora :: Ecuador :: Noticias Nacionales e Internacionales

Miércoles, 26 de Abril de 2017

Ediciones Anteriores

Ingrese Aqui

Regionales:

Planeta

El Niño no tiene que ver con el actual invierno

Jueves, 20 de Abril de 2017

AFECTACIÓN. Manabí, Guayas y El Oro son las provincias más afectadas en el lado ecuatoriano. (Foto: Archivo de La Hora)



Las altas temperaturas en la costa del Pacífico son causantes de las lluvias que han provocado estragos.



Las lluvias que se han presentado en los últimos meses en Ecuador y Perú se deben a las altas temperaturas, calificadas de anómalas, en la superficie oceánica del Pacífico este para esta y cualquier época del año, por lo que no es un fenómeno de El Niño, dice Paúl Baker, decano de la Escuela de Ciencias Geológicas e Ingeniería de la Universidad Yachay Tech.

 


Analiza la situación y señala que las lluvias que han provocado varias inundaciones en la costa sur (Manabí, Guayas y El Oro) se deben a la temperatura actual del océano Pacífico en áreas muy cercanas a la costa de Ecuador y Perú.

 


Indica que El Niño por lo general se presenta entre diciembre y febrero, después de una prolongación de meses en el cambio de vientos alisios del Pacífico. Además, suele estar extendido por casi toda el área ecuatorial del océano Pacífico, por lo tanto “no es asegurable que esto sea un fenómeno de El Niño. Los cálculos para eso ya están hechos”, apuntó.

 

 

 

RESULTADO. Esta imagen corresponde al distrito de Chosica, en Lima-Perú. (Foto: Archivo de La Hora)



Análisis

 


Baker comenta que vale la pena resaltar algunos antecedentes: A finales de 2015 y principios de 2016, Bolivia y Colombia experimentaron fuertes sequías. De hecho Bolivia decretó estado de emergencia y declaró que había sido una de las peores sequías en más de 25 años.

 


Estos estiajes suelen ser fenómenos aledaños al El Niño en ambos países. La anterior sequía de esta magnitud en Bolivia coincide también con fenómenos de El Niño particularmente fuertes dados en los años 90. Las sequías de 2015-2016 coinciden con el desarrollo de El Niño en la superficie oceánica del Pacífico. Fue un El Niño para el que se esperaba resultados más complejos en las costas de América, que no llegaron.

 


Pero esto no quiere decir que no hubo el fenómeno. Este llegó y lo hizo con temperaturas anómalas de hasta 5°C; sin embargo, más hacia el oeste del Pacífico y no tan cerca de la costa de América, llevando las lluvias a la superficie oceánica.

 


‘El Niño Costero’



El experto añade que las altas temperaturas están únicamente situadas en la costa del Pacífico, por esto se le ha apodado a este fenómeno como ‘El Niño Costero’, porque presenta temperaturas parecidas a las de El Niño vivido en 2015-2016, pero que están altamente concentradas en el área de la costa.

 


En todo caso, aseguró que es difícil saber hasta cuánto puede mantenerse este fenómeno y si acabará en los siguientes días. (CM)





Temperatura anómala

 


Hay dos posibilidades para que las altas temperaturas en las costas del Pacífico se sigan manteniendo, aduce Paúl Baker, decano de la Escuela de Ciencias Geológicas e Ingeniería de Yachay Tech.

 


La primera es que los vientos alisios del Pacífico cambiaron o se debilitaron y la segunda que el agua de alta temperatura tiene mucha profundidad, lo que hace que agua fría y alta en nutrientes no emerja, a pesar del movimiento causado por los vientos alisios del Pacífico.





Detalles

 


El Niño sucede aproximadamente entre cada tres y ocho años.

 


Consiste en el calentamiento superficial de una lengua marina que parte desde las costas de Ecuador y Perú y se extiende ampliamente hasta el Pacífico central.

 


Normalmente afecta, en lluvias, a las costas de países americanos. Puede ir desde Ecuador hasta incluso la costa superior de Chile.

 


El Niño es originado por los vientos alisios del Pacífico, que llevan el agua superficial, de temperatura más alta, desde la costa de América hacia el mar en Indonesia, por la línea ecuatorial.

 


Estos vientos se debilitan o cambian de dirección por lo que el agua superficial de temperaturas altas permanece en la costa de América. Causan lluvias y, por la falta de movimiento de corriente, un aumento en el volumen oceánico en el Pacífico este, cerca de América.










Otras noticias de Planeta

Visítanos también en:
Visita La Hora en FaceBook
Visita La Hora en Twitter