La Hora :: Ecuador :: Noticias Nacionales e Internacionales

Miércoles, 26 de Abril de 2017

Ediciones Anteriores

Ingrese Aqui

Regionales:

Mundo

Fuertes disturbios en Venezuela

Viernes, 21 de Abril de 2017

PROTESTA. Miles de opositores volvieron a marchar ayer en Venezuela.



Recrudecieron ayer los enfrentamientos entre opositores y antimotines. Más heridos y saqueos a comercios.





CARACAS, AFP

 

 

Agentes antimotines y manifestantes se enfrentaron ayer en un fuerte cruce de bombas lacrimógenas, piedras y cócteles molotov en Caracas, donde marcharon miles de opositores contra el presidente Nicolás Maduro, luego de tres semanas de violentas protestas que dejan ocho muertos.

 


Un camión de la militarizada Guardia Nacional lanzó una batería de gases a los manifestantes en Chacaíto y en El Rosal, en vías de acceso a la estratégica autopista Francisco Fajardo, tras acudir en refuerzo de la Policía y hacerlos retroceder, apoyados por blindados y camiones que tiran chorros de agua.

 


“No me importa tragar gas, no me importa morir, pero tenemos que salir de esta mierda de Gobierno asesino y represor”, dijo Natasha Borges, de 17 años, en medio del caos.

 



Tanquetas, gas y perdigones



Un helicóptero de la Policía sobrevolaba la zona. Barricadas de basura eran quemadas en distintos puntos y algunos destrozaron una valla publicitaria para usar los restos de trinchera.

 


“Libertad”, pero también insultos, como “malditos” y “cobardes”, les gritaban a los efectivos policiales, protegidos con chalecos, cascos y escudos antimotines.

 


Desde primera hora de la mañana, con tanquetas y barreras metálicas, contingentes de policías y militares fueron desplegados en vías importantes de Caracas, donde el miércoles hubo disturbios.

 


En esa jornada murieron un adolescente de 17 años en Caracas y una joven de 23 en San Cristóbal (fronteriza con Colombia) y un militar en las afueras de la capital. También hubo saqueos en El Paraíso, oeste de la capital, especialmente en almacenes de electrodomésticos y comida.

 

 

 

CLAMOR. Un hombre desnudo se enfrentó a los policías y les pidió que no dispararan más. (AFP)



‘¡Tenemos que echarle bolas!’

 


Los manifestantes opositores, que exigen elecciones generales, no han logrado llegar al centro de Caracas, bastión del chavismo, donde Maduro encabezó el miércoles una masiva concentración de sus seguidores.

 


Pese a la violencia, para no bajar la presión, los opositores volvieron a la calle. Más temprano, en Santa Mónica y El Paraíso, las fuerzas de seguridad dispersaron en acciones rápidas pequeñas concentraciones de manifestantes, pero no lograron contener la marcha.

 


“Cansancio hay, pero tenemos que echarle bolas (ponerle coraje). Yo estoy dispuesto a salir a la calle todos los días si hace falta”, declaró Aquiles Aldazoro, un universitario de 22 años, con una pancarta en que se leía: “El que no se mueve no escucha el ruido de sus cadenas”.

 



Elecciones en la mira



La ola de protesta se desató el primero de abril, tras sentencias del máximo tribunal electoral, que retiró la inmunidad a los diputados y se adjudicó las funciones del Parlamento, único poder público controlado por la oposición.

 


Maduro, a quien la oposición acusa de hundir al país en una de las peores crisis económica y política de su historia, asegura que las protestas buscan derrocarlo con el apoyo de Estados Unidos y llevar a una intervención militar contra Venezuela.

 


Su aliado, el mandatario boliviano Evo Morales lo secundó acusando a Washington de planear el derrocamiento de Maduro, cuyo mandato termina en 2019.





‘No lancen más bombas’

 


Un manifestante desnudo, únicamente con medias y zapatos deportivos, caminó entre una lluvia de gases lacrimógenos en la protesta opositora del jueves en Caracas y subió a una tanqueta militar mientras gritaba: “No lancen más bombas”.

 


El singular episodio ocurrió en la estratégica autopista Francisco Fajardo, en el este de la capital venezolana, donde las fuerzas de seguridad y opositores se enfrentaron en un cruce de bombas lacrimógenas, cócteles molotov y piedras. Frente a las cámaras de AFP y de otros periodistas que cubrían la marcha, el joven avanzó, a paso normal, hasta llegar a la barrera que formaban agentes de la Policía Nacional Bolivariana (PNB), tomándolos por sorpresa, y trepó con rapidez a un vehículo blindado llevando un libro en la mano.

 


“No lancen más bombas, por favor, no lancen más bombas”, les pidió. Apenas pudieron reaccionar, unos policías le ordenaron: “¡Bájate! ¡Bájate!”. Poco después, terminó entre otros manifestantes siendo dispersado con bombas de gases y balas de goma, que a él le dejaron marcas en su espalda.






Reacciones



Un conflicto sin salida


“Mientras más fuertes sean las protestas, más fuerte será la represión”, auguró el analista Diego Moya-Ocampos, del centro IHS Markit Country Risk (Londres).


La Unión Europea condenó los actos de violencia y llamó a una “desescalada” del conflicto.

 

Amnistía Internacional alertó por la “represión” y el presidente argentino Mauricio Macri lamentó “que no se haya atendido el pedido de la región de garantizar” marchas pacíficas.

 

“Instamos a gestos concretos de todas las partes para reducir la polarización”, llamó el secretario general de las Naciones Unidas, Antonio Guterres.

El presidente colombiano, Juan Manuel Santos, dijo que la “revolución bolivariana fracasó” y que así se lo había advertido hace seis años al entonces presidente de ese país, Hugo Chávez.

Según las encuestas, siete de cada diez venezolanos reprueban el gobierno, asfixiados por la crisis económica, con una severa escasez de alimentos y medicinas, y una inflación -la más alta del mundo- que el FMI estima en 720,5% este año.










Otras noticias de Mundo

Visítanos también en:
Visita La Hora en FaceBook
Visita La Hora en Twitter