La Hora :: Ecuador :: Noticias Nacionales e Internacionales

Miércoles, 24 de Mayo de 2017

Ediciones Anteriores

Ingrese Aqui

Regionales:

Artes & Cultura

Tres días y treinta años

Domingo, 7 de Mayo de 2017

Tres días y treinta años

 

ALEJANDRO QUEREJETA BARCELÓ

 

Llegó envuelta cuidadosamente con ese papel burdo de las fundas de compras de antaño. Quien me la prestó me dijo que tenía solo tres días para leerla. Que no hiciera comentario alguno con nadie. Me dejó el paquete y se fue. Se trataba de la edición española de la novela ‘Tres tristes tigres’, una versión de ‘Vista del amanecer en el trópico’ que obtuviera el Premio Biblioteca Breve de 1964 de la Editorial Seix Barral.

 


Guillermo Cabrera Infante (1929-2005) su autor, sigue clasificando aún hoy como el escritor más políticamente polémico e incorrecto de la literatura cubana de todos los tiempos. Le siguen de cerca otros dos: Reinaldo Arenas (1943-1990) y Gastón Baquero (1914-1997). Los tres están muertos, los tres nacieron en la misma provincia y sus restos reposan, que no descansan, fuera de su patria nativa, los tres exiliados.

 


Novelista, periodista y crítico de cine, Cabrera Infante era oriundo de Gibara, un pequeño puerto que se abre al océano Atlántico en la provincia de Holguín, donde desde hace varios años se realiza un festival de “cine pobre”. Su relevancia radica en que, en efecto, esa pequeña ciudad en cuyas cercanías desembarcó en 1492 el almirante Cristóbal Colón, cuando nació Cabrera Infante y hasta hoy es muy pobre.

 

 



Personalidad

 


Un célebre bromista local dijo alguna vez que en Gibara, para ladrar, dada su debilidad, los perros se apoyaban en las paredes. Los padres de Cabrera Infante militaron siempre en el Partido Socialista Popular, nombre que recibía el Partido Comunista desde que participó esta organización en el primer gobierno (1940-1944) del general Batista también nacido en Holguín donde, además, vino al mundo Fidel Castro.

 


Cuando en tres días leí ‘Tres tristes tigres’, pues la lista de espera era grande, la novela y su autor estaban envueltos en una sonada polémica en la revista ‘El Caimán Barbudo’, publicación de la Juventud Comunista. Los contendientes: Heberto Padilla, poeta que luego sería estigmatizado por el régimen cubano, y el novelista Lisando Otero, quien infructuosamente había participado en el Premio Biblioteca Breve de 1964.

 


La novela me deslumbró en esos tres días, tal como hiciera más de 30 años después cuando pude leerla sin presión alguna en Quito. Su experimentalismo formal, en lenguaje y estructura, en alusiones contextuales en lo histórico y lo político y en su intento exitoso de trazar el rostro de una ciudad y su noche, han hecho de ‘Tres tristes tigres’ un libro esencial para entender a Cuba y la idiosincrasia de una generación, la de Cabrera Infante, ya en casi completa extinción.

 

 


Aporte

 


Con ‘Tres tristes tigres’ entró la música como protagonista en la novela cubana.

 

Tal vez también en la latinoamericana, si exceptuamos una parte importante de la obra Julio Cortázar. También el corrosivo humor caribeño explícito y el clave, así como la nostalgia, un abrumador estado de ánimo que no nos abandona a los cubanos. Años después Cabrera Infante publicó ‘La Habana para un infante difunto’, que se lee como continuación de su primera novela.

 


Hace medio siglo que se publicó ‘Tres tristes tigres’, novela primordial del llamado ‘boom’ la narrativa latinoamericana. Tiene varias traducciones, diría que imposibles dada la singularidad de su texto, e incontables ediciones en los países de lengua española, menos en Cuba. No sé si ahora que escribió este pequeño homenaje alguien la recibe con la fruición y el misterio con que la recibió el joven que era yo en 1970.



aquerejeta@lahora.com.ec

 

 

 



Perfil


Alejandro Querejeta

 


° Escritor y periodista cubano (Holguín, 1947). Ha incursionado en poesía, ensayo y novela. Actualmente es subdirector de Diario La Hora.

 

Es autor de la trilogía montalvina: ‘Yo, Juan Montalvo’, ‘Juan Montalvo y yo’ y ‘Anhelo que esto no sea París’.

 

 





Cabrera Infante

 


En detalle

 

 

° Nació en Gibara (Cuba), en 1929.



° Se desempeñó como escritor y guionista.



° Tras la llegada de Fidel Castro al poder, fue nombrado director del Consejo Nacional de Cultura. Después se distanciaría del Régimen.



° Entre los múltiples reconocimientos, destaca los premios Cervantes e Internacional de la Fundación Cristóbal Gabarrón en la categoría de Letras.



° Murió en Londres, Inglaterra, en 2005.

 

 

 

Otras noticias de Artes & Cultura

Visítanos también en:
Visita La Hora en FaceBook
Visita La Hora en Twitter