La Hora :: Ecuador :: Noticias Nacionales e Internacionales

Domingo, 28 de Mayo de 2017

Ediciones Anteriores

Ingrese Aqui

Regionales:

Planeta

Los bosques secos de Ecuador son el hogar de especies únicas

Martes, 16 de Mayo de 2017

ÚNICOS. La característica de los árboles del bosque seco es que la mayor parte del tiempo no registran hojas. (Foto: mongabay.com)



Este tipo de ecosistemas, los estacionalmente secos, son los más amenazados a escala mundial.



La alta presión humana, principalmente relacionada con la conversión del suelo en tierras para cultivos y ganadería y a los importantes asentamientos humanos, son las principales amenazas de los bosques secos en el mundo.

 


En Ecuador se tiene poca información de los procesos que controlan su funcionamiento y menos de los servicios ecosistémicos que proveen, aun cuando hay cantidad de gente que vive en estos y que se beneficia de sus servicios. Esta falta de datos se debe a que las investigaciones se centraron en los bosques lluviosos, pero en los últimos años el interés en los secos se ha incrementado por el descubrimiento de nuevas especies; la posibilidad de tener información genética sobre especies que podrían ser interesantes para enfrentar fenómenos de cambio climático; y la gran cantidad de especies endémicas en este ecosistema, señala Carlos Iván Mendoza, investigador de Ciencias Biológicas de la Universidad Particular de Loja.

 


Añadió que la falta de información ha dificultado la toma de decisiones adecuadas para el apropiado uso y conservación de los recursos del bosque y de la enorme diversidad biológica que allí atesoran. El investigador señala que estos bosques soportan una alta estacionalidad climática y una precipitación menor a 1.500 mm al año, es decir que recibe agua de la lluvia solo tres meses al año y el resto del tiempo no llueve o llueve muy poco. Esta estacionalidad climática ocasiona que en la mayoría de las plantas las hojas se sequen y luego caigan del árbol, es por esto que se conoce como bosques secos.

 

 

VIDA. Un alto número de especies, como los reptiles, habitan en los bosques secos del norte del país. (Foto: Revista Perspectivas/UTPL)



Zonas con riqueza

 


Mendoza indica que las investigaciones han mostrado que la fragmentación de los ecosistemas y la falta de conectividad entre áreas naturales puede afectar a las especies de mamíferos medios y grandes. Apunta a que las áreas protegidas ayudan a preservar a estos grandes animales como el puma, que se encuentra en la reserva ecológica Arenillas, que forma parte de las áreas protegidas en el país. Además en los bosques secos del país hay una gran variedad de anfibios y diversidad de aves.

 


El investigador dijo que en la reserva ecológica Arenillas (El Oro) y las zonas protegidas de Zapotillo mantienen un 90% de las especies que han sido reportadas para la denominada Región Tumbesina y una cantidad muy alta de especies endémicas (45%), las cuales se encuentran también catalogadas dentro de los listados de especies amenazadas.

 



Comportamiento vegetal

 


Las investigaciones continúan en estos bosques estacionalmente secos para entender un poco más de su funcionamiento, como el hecho de que muchas especies de plantas utilizan animales para dispersar sus semillas y de que estas interacciones permitirán entender qué especies son claves para restaurar estos ecosistemas.

 


Además, otros trabajos de investigación demuestran que las especies de plantas se distribuyen en un territorio dependiendo del tipo de dispersión de sus semillas y que las interacciones entre plantas y pequeños cambios ambientales pueden restringir las posibilidades de una planta para desarrollarse en un sitio. (CM/Revista perspectivas de investigación/UTPL)





Detalles

 


La distribución natural de los bosques secos, que son originados por la corriente fría de Humbolt que reduce las precipitaciones en las costas, es desde Manabí hasta Loja, en Ecuador, y el norte del Perú, indicó Carlos Iván Mendoza, investigador de Ciencias Biológicas de la Universidad Particular de Loja.

 


Sin embargo, los remanentes que están en mejores condiciones y mayormente conectados se encuentran en el sur del país. En Manabí y Guayas hay áreas protegidas que conservan los últimos remanentes en estas zonas, pero están muy aisladas.





El sapo bocón

 


En los ecosistemas secos hay una gran diversidad de anfibios, como el sapo ‘bocón’ (Ceratophrys stolzmanni), que fue descrito hace poco y que se encuentra en el listado de especies amenazadas.

 


Según la descripción de zoologia.puce.edu.ec, esta especie habita en los ecosistemas de matorral seco y bosque deciduo de la costa del Pacífico; agrega que presuntamente vive bajo tierra durante la mayor parte del año y emerge durante el periodo de lluvias para reproducirse.

 


Está distribuido en Manabí, Santa Elena, Guayas y El Oro y Tumbes-Perú.





Ecosistemas

 


Servicios ambientales


Mantenimiento de fuentes de agua.
Control de la erosión del suelo.
Control de plagas. 








Otras noticias de Planeta

Visítanos también en:
Visita La Hora en FaceBook
Visita La Hora en Twitter