La democracia se amplió

JUN, 22, 2018 | 00:10 - Por JAIME DURÁN BARBA

Jaime Durán Barba

Hemos interiorizado de manera inconsciente acuerdos que nos permiten vivir. Otras normas surgen de los juegos de poder en cada cultura. Son acuerdos que regulan las relaciones entre los grupos que integran la sociedad. En las sociedades autoritarias se imponen por la fuerza, y en las sociedades democráticas a través de la negociación y la alternancia en el poder. 

Cuando grupos militares o religiosos controlan un país imponen sus ideas reprimiendo a los disidentes en nombre de alguna abstracción. A quien no acepta sus puntos de vista le declaran traidor a la patria, a los ideales, o a Dios y piden su muerte simbólica o real. Los autoritarios niegan la alteridad, atacan al distinto, se creen dueños de una verdad que han inventado. 

La opinión pública y la democracia nacieron en cafetines en los que se podía hablar de cualquier tema y expresar libremente cualquier opinión. Reivindicaban la libertad de discutir, de discrepar, de vivir en una sociedad pluralista. 

La democracia se amplió con el desarrollo de la tecnología. La radio puso en contacto a los dirigentes con millones de personas. Nacieron los líderes de la palabra, oradores que hablaban de ideas, principios y supersticiones y lograban así el apoyo de las masas. 

Los partidos y los líderes en general están desprestigiados en Occidente y no conservan el peso que tuvieron en la antigüedad. Cientos de estudios publicados en los últimos años dicen que esto es así. Los partidos se volvieron líquidos y la voluntad de los electores también. Los pactos en la sociedad posinternet son de cúpulas, caen mal a los nuevos electores. 

Es usual que vengan “expertos” que venden espejitos a personas inocentes. El diálogo es indispensable, pero no pueden participar solamente unas pocas personas importantes, porque el mundo cambió y todos los ciudadanos se sienten importantes.  La nueva sociedad no nacerá del consenso de unos pocos, sino del trabajo de miles de ciudadanos capaces de superar el primitivismo y discutir sus diferencias con respeto. 

*Profesor de la GWU. Miembro del Club Político Argentino. (Fuente www.perfil.com). 
 

COMENTA CON EL AUTOR

DIARIO LA HORA

Más Noticias De Opinión

Lo pasado, ¿es pasado?

00:06 | | Más deprisa que en su primer año de gobierno, el presidente Lenín Moreno en su “refrescamiento” de su gabinete...

Condecoraciones

00:04 | | Es obligación de los representantes de la sociedad el reconocimiento a las personalidades que han sobresalido por sus magníficas realizaciones.

No hay que alentarlos

00:02 | | El tema de los grafiteros hay que tomarlo con una dosis de buen humor.

GALERIA DE VIDEOS