La Corte Constitucional

FEB, 12, 2019 | 00:05 - Por RODRIGO SANTILLAN PERALBO

Rodrigo Santillán Peralbo

Un largo receso y más de una década de servil sometimiento, hicieron de la Corte Constitucional uno de los paradigmas de vergonzante subordinación al poder político. Muchos jueces constitucionales -con extrema gratitud por haber sido nominados para tan elevada función, sin respetar las normas de concursos de méritos y oposición- se olvidaron de sus tareas fundamentales: defender la Constitución y su plena vigencia al ser garantes de la constitucionalidad de los actos del poder público y respetar y hacer respetar los Derechos Humanos, irrenunciables, que pertenecen al pueblo. 

Gracias a una excelente Comisión creada por el Cpccs-t, el país cuenta con una Corte Constitucional integrada por profesionales con larga experiencia al servicio del derecho y muy especializados en derecho constitucional.  La flamante CC estará presidida por Hernán Salgado Pesántez, suficiente garantía por su honestidad profesional, intelectual y ética, con muchos años de servicio en la CIDH, en la misma Corte y en la cátedra universitaria.

En esta difícil etapa que se inicia, a Salgado Pesántez le acompañará Teresa Nuques como Vicepresidenta y los distinguidos constitucionalistas y maestros universitarios Agustín Grijalva y Ramiro Ávila, autores de valiosos trabajos académicos y de brillante trayectoria sin mácula. Se completa la Corte con Alí Lozada, Daniela Salazar, Enrique Herrería, Carmen Corral y Karla Andrade. 

El trabajo será arduo para recuperar el perdido prestigio, y para resolver más de 14 mil causas acumuladas sin razón o por intereses políticos o económicos a los que solían dar prioridad, algunos de los jueces de los últimos períodos que, con sus actuaciones, deterioraron al más alto Tribunal de la República, hasta convertirlo en comisaría de última categoría. 


rodsantillanp@gmail.com
 

COMENTA CON EL AUTOR

rsantillan@lahora.com.ec

Más Noticias De Opinión

El terrorismo nos afecta a todos

00:20 | | Seis bombas han estallado en la Universidad de Guayaquil. Solo se registran pérdidas materiales, pero se ha sembrado el terror entre sus estudiantes, profesores, funcionarios y trabajadores en general.

Posturas irracionales

00:15 | | Hace pocas semanas una noticia tuvo una pequeña repercusión en los medios y en las redes sociales: grupitos de personas habían acudido a algunas curias episcopales católicas para expresar su deseo de apostatar de la fe.

Oportunidades para periodistas…

00:10 | | Uno de los refranes populares que ha rondado mi cabeza en los últimos tiempos es aquel que dice: “en casa de herrero cuchillo de palo”.

Música para oír y ver

00:05 | | Hace poco escribí sobre no detenernos ni  paralizarnos en los sueños educativos, invoqué mayor presencia de la enseñanza  musical en escuelas y colegios,  identificándome.