Siameses

JUL, 19, 2019 |

Siguiendo a diario los titulares de la prensa, queda a la vista la corrupción del excontralor y expresidente, que automáticamente son judicializados. Si fue tan cuantioso el robo, no pudieron hacerlo solos: necesitaron de una banda de testaferros y secuaces. ¿Quiénes fueron los más cercanos colaboradores y testaferros de Pólit y Correa? Ahora resulta que los más cercanos colaboradores son los más santos del planeta y que nada hicieron ni participaron en “la más grande corrupción que vivió el Ecuador”. ¡Es la hipocresía al rojo vivo! ¡Es la vergüenza que vive insoportablemente el Ecuador! ¡Los corruptos de ayer no pueden ser los anticorrupción de hoy! Después de haber disfrutado de los fondos mal habidos, en el Gobierno anterior, ahora gozan de los fondos corrompidos del Fondo Monetario Internacional. La justicia mercenaria y los testaferros desaparecerán, cuando los “chalecos amarillos” ecuatorianos aparezcan.


Luis Torres Rodríguez
CC.1703257657