¿Y lo robado?

SEP, 15, 2019 | 00:06 - Por KLEVER MANTILLA

Kléber Mantilla Cisneros


La salida en libertad del máximo ex dirigente del fútbol ecuatoriano, sentenciado por lavado de activos y cobro de sobornos, grafica el panorama de impunidad en que se desenvuelven las leyes y el sistema heredado del correísmo. El caso ‘FIFA Gate’ lo inició la fiscalía de EE UU y Ecuador fue parte y extensión de un macro problema de tráfico de dinero ilegal. 

Recordemos que un largo período de encarcelación este dirigente lo cumplió en su domicilio; y, luego, se determinó que empresas licitantes por derechos de televisión entregaron al menos 6,1 millones en sobornos. Pero, Nunca el dinero fue devuelto. Hoy, libre Luis Chiriboga, cuenta con dinero suficiente para gastar. 

Esta aberración de las coimas se instituyó como formato de gestión en el sector público y las empresas contratistas privadas. El término latín ‘subornare’, que representa debajo y equipar se usaba en la antigüedad para explicar el acto de ‘proveer a escondidas’. El mecanismo de usar la dádiva se refiere a corromper a alguien con dinero, regalos o algún favor a cambio de algo. 

El populismo correísta lo empleó como instrumento de gestión y administración política. El delito de cohecho fue usado para direccionar acciones de gobierno y fijar varias políticas públicas; pero, lo crítico consiste en armar una legislación frágil con impunidad para no devolver lo robado ni coimado. ¿Cuánto retornó al Estado de los USD 6 mil millones en contratos por sobornos de obras públicas entre 2007 a 2017? Nada.

Contraloría determinó el mal uso de los aviones presidenciales que, al parecer, cumplieron la función de sacar dinero. La autoridad estableció una glosa de USD 9 millones en viajes sin registro de pasajeros. Sin embargo, algún momento tendrán que explicar los pilotos de aquellas aeronaves que hicieron en torno a montos, rutas y fechas. 

Resulta insólito que la reconstrucción social, política y económica del país tarde tanto. La calentura en aumento en las calles empieza a replantearse la organización social y las fuerzas sociales que reclaman transformaciones inmediatas. No existe explicación sobre lo robado. Así estamos.

klebermantilla@yahoo.es
@klebermantillac

COMENTA CON EL AUTOR

klebermantilla@yahoo.es

Más Noticias De Opinión

La encrucijada nacional

00:15 | | Los economistas se rompen la cabeza, mientras los aficionados ofrecen todo tipo de soluciones – unas creativas, otras trilladas; muchas populistas.

El Estado doblegado

00:10 | | Los ecuatorianos solemos avanzar cien pasos para luego retroceder noventa y nueve.

Ciegos

00:05 | | Los ilustradores otomanos que están a órdenes del sultán turco, en ‘Me llamo rojo’, de Orhan Pamuk, son activistas políticos, pues sus trazos, colores y formas preservan la tradición pictórica oriental y lo que dictan los preceptos religiosos de no hacer idolatría.