La máchica: un alimento para los sentidos

ABR, 25, 2018 |

Tradición. El secreto está en tostar los granos en un tiesto con leña.
Sabor. Todo inicia con la selección de granos.
Historia. Los molinos son la base de esta producción.

En medio del calor y el dulce olor  que transporta a la niñez, Freddy, mueve con fuerza la cebada que está  sobre un tiesto de barro que tradicionalmente se calienta con leña y va tostando poco a poco los granos.

Freddy al igual que su amigo y socio Ardían, crecieron entre polvo de máchica, leña y molinos, pues sus familias que han vivido por décadas en la zona de Brazales del barrio San Felipe al norte de Latacunga dedicaron su vida a esta actividad.

Mientras su voz se vuelve temblorosa y sus manos sostienen una pequeña bolsa de papel con “harina de dulce” o máchica como se conoce, Adrián cuenta que en una ocasión cuando su abuelo estaba muy enfermo le preguntó: “¿te harás cargo de los molinos y seguirás con la tradición de la máchica?”, es así que el decidió darle un rumbo a esta parte de su historia.
Ardían Cruz y Freddy Molina son dos jóvenes que vienen de familias cercanas que se dedicaban a comercializar la máchica, ya que hace varías décadas esta era la actividad más rentable de Cotopaxi, pues las harinas de varios granos salían a distintas zonas del país.

“De ahí viene el nombre Mashca”, dice Fredy refiriéndose al apodo que tienen los Latacungueños, pues Latacunga fue uno de los primeros graneros del país y aquí se establecieron los principales y más importantes molinos de piedra en los que se molía maíz, trigo y principalmente cebada, de la que sale la máchica.

“Mi papá salía con la máchica en quintales a repartirla en los mercados de Quito y mucha de esta se llevaba a las cárceles ya que es un alimentó económico y nutritivo”, dijo María Lucinda Corrales, tía de Adrián.

 María Lucinda al igual que sus hermanos veían como el negocio de su padre era prospero, sin embargo con los años el número de quintales que salían a la venta era menor hasta que los molinos dejaron de producir y ahora únicamente se venden 30 sacos  semanales que salen a Guayaquil.
 

Innovación

Es por ello que Freddy y Adrían buscan que estas historias y estos sabores se den a conocer en la ruta de la Máchica y que los tiestos  y molinos que han visto crecer a más de cuatro generaciones den a conocer la historia productiva de Brazales y Latacunga.

 La primera ruta se realizará este sábado a las 10:00 y saldrá desde La Estación de Latacunga, aquí se recogerá a los turistas para llevarlos hasta las casas donde se conservan estos molinos y se realizan las harinas, aquí pueden observar todo el procedimiento que consiste en elegir  la mejor cebada y limpiarla de cualquier impureza, después, hay que calentarla en un tiesto de barro. Y una vez que se ha dorado, hay que dejarla enfriar para molerla y convertirla en polvo. Ese producto es nuevamente tamizado y el proceso final consiste en “quintalear”,  es decir, colocar la harina en fundas de 100 libras, para comercializarla.  “Se dice fácil, pero cada proceso lleva horas”, explicó María Lucinda.

“Queremos que las personas conozcan la tradición y el significado de ser “Mashcas” con el aroma de la cebada y la magia en los cuentos que nuestros abuelos nos narraban”, dijo Adrián.

El costo del tour es de 12 dólares por persona y quienes quieran más información pueden acercarse al local Cunani en la calle Luis Fernando Vivero y también a través de las redes sociales en Facebook como Harika.

 En la visita también  se degustan los productos hechos a base de machica como coladas, dulces y tortas, las cuales planean ser llevadas  a través de la marca ‘Harika’ y así llegar a más partes del país.
 

Un manjar nutritivo

La máchica en Latacunga era como la sal en la cocina, pues no podía faltar en los hogares, y  la mayoría del pueblo hacía ‘chapo’ en la mañana, ‘chapo’ en la tarde y ‘chapo’ en la noche.

Pues el chapo es la mezcla de la leche o agua  con la machica a la cual las abuelas y madres de antaño atribuían poderes únicos, pues “este alimento hacia niños fuertes, pilas y guapos”, asegura María Lucinda.

Por ello muchos Latacungueños la comían y la comen y en cada bocado recordando  su niñez.

La máchica se diferencia de las harinas de trigo, maíz y morocho por su textura, color y sabor. Se puede comer cruda, hervida o asada, conservando su delicioso aroma a grano tostado y manteniendo en las tres presentaciones su valor nutricional.

La harina de cebada contiene proteínas, calcio, hierro, yodo, vitaminas A, B12, C, D, E, fósforo, hierro, potasio, magnesio y sobre todo fibra. Todos estos componentes presentan grandes beneficios para la salud de quien la consume, entre ellos un correcto equilibrio de los líquidos corporales y temperatura, por su alto contenido en potasio.
 

Visita

Es por ello que la ruta de la Machica promete el crecimiento de un barrio que dio riqueza a Latacunga en una época de bonanza y ahora esta casi olvidado.

“Lo que queremos es compartir las historias de nuestros molinos y nuestros tiestos”, dijo Adrián. (NA)

 

Más Noticias De Noticias Cotopaxi

11 tips para elegir una profesión

| Escoger una carrera se convierte en todo un dilema, al poner en consideración que hay muchos factores para tomar en cuenta.

‘No hay obra que pueda detener la fuerza natural’

| Crear un anillo de seguridad contra los lahares no es técnicamente viable.

Mesa de Seguridad Electoral coordina acciones

| Este viernes, la Mesa Provincial de Seguridad Electoral se reunirá por segunda ocasión para avanzar en la planificación establecida, a fin de garantizar la seguridad en los recintos electorales para los comicios del 24 de marzo.

Los sindicatos universitarios saldrán a las calles

| Este 30 de enero se hará una movilización nacional para dar a conocer la preocupación que existe en la Federación Nacional de Sindicatos de las Universidades y Escuelas Politécnicas y de los obreros municipales frente a las medidas económicas establecidas por el Gobierno Nacional.

Religiones tienen sus templos en Quito

Domingo, 20 de enero de 2019 | | En todos los sectores de la ciudad hay sitios de culto abiertos a los fieles y al público.

El candomblé, la religión en la que ningún sexo es superior a otro

Domingo, 20 de enero de 2019 | | En Brasil, el país donde más se matan homosexuales y donde la ideología de género no es aceptada por su mandatario, el ultraderechista Jair Bolsonaro, miles de personas encuentran su espacio en el candomblé, la religión de origen africano en la que ningún sexo es superior a otro.

Se crean islas para preservar el agua

Domingo, 20 de enero de 2019 | | El proyecto está entre los cinco mejores en cuidado ambiental a nivel nacional.

Cinturones de seguridad no están colocados al 100%

Domingo, 20 de enero de 2019 | | El plazo para que las unidades de transporte interprovincial que fueron fabricadas antes del 2011 coloquen los cinturones de seguridad en los asientos culminó en diciembre y aún no se ha concretado al 100%.

Nuevos equipos para la rehabilitación

Domingo, 20 de enero de 2019 | | El Hospital General de Latacunga, recibió esta semana la adquisición de equipos de apoyo para el área de rehabilitación.

Fondos de campaña electoral tienen límites de gasto

Sábado, 19 de enero de 2019 | | La publicidad para los medios de comunicación se paga directamente desde el Consejo Nacional Electoral.

Los estudiantes de la Unidad de Tecnologías ayudan a la comunidad

Sábado, 19 de enero de 2019 | | Capacitar e implementar mejoras en seis pistas del Oriente, que son de difícil acceso, es uno de los nueve proyectos que ayer se presentaron en la Primera Feria de vinculación con la comunidad.

Latacunga tiene el primer caso de influenza AH1N1

Sábado, 19 de enero de 2019 | | La campaña de vacunación a prioritarios se mantendrá hasta el 28 de febrero.

Banco de fomento informa sobre la remisión

Sábado, 19 de enero de 2019 | | La Ley de Fomento Productivo, que condona deudas y aplica la remisión a varios sectores también se aplica en la cartera castigada del ex Banco Nacional de Fomento.

Historia del Tungurahua perennizada en un lienzo

Jueves, 17 de enero de 2019 | | Desde la pintura, el artista ambateño David Moscoso recoge el proceso eruptivo del volcán Tungurahua.