Mujeres salieron a las calles para decirle no a la violencia

JUL, 17, 2018 |

UNIDAD. Las mujeres salieron a las calles para exigir respeto.

Son siete meses de la desaparición de Ibeth Andagua, una joven mujer, madre de tres hijos que un día salió de su casa y no volvió, su madre, Martha Analuisa, la busca sin descanso, y solicita a las autoridades judiciales que haya más agilidad en el proceso para encontrar a la joven.

“No sé si estará viva, si la están maltratando, torturando, es un dolor que solo una madre lo puede entender”, dijo con lágrimas en sus ojos.

Hugo Campos, tío de Mishell Montenegro Campos, una mujer de 26 años que desapareció hace un mes, en Quito, también participó en la marcha para pedir celeridad a las autoridades y así encontrar a su sobrina, que un día salió a la tienda y no regresó.

Con carteles de sus familiares desaparecidos, estas personas expresaron su dolor y solicitaron a la ciudadanía que esté pendiente y si conocen del paradero lo informen de inmediato al ECU 911.

Lucía Pérez coordinadora de la Red de Mujeres Cotopaxi, informó que diferentes colectivos participaron en la marcha como muestra de unidad y apoyo a los familiares de las personas desparecidas y también de quienes han sido víctimas de violencia.

Se dirigieron a la Fiscalía, a la Judicatura, a la Gobernación, al Municipio y a la Prefectura, para entregar un manifiesto con tres pedidos: la salida del Ministro del Interior, Mauro Toscanini, por sus declaraciones donde se normaliza la violencia, que se agiliten los procesos judiciales y que los casos de violencia y desapariciones sean llevados con  profunda humanidad.

Aseguró que harán un seguimiento para verificar el interés del estado en estos casos donde, ante todo debe garantizarse los derechos de las víctimas y de sus familias.

Jaqueline Sánchez, del colectivo de mujeres Así Somos, destacó la importancia de dejar de lado la indiferencia y contribuir desde los diferentes espacios de la sociedad para terminar con la violencia.

“Hay que romper el silencio, porque la violencia inicia como un juego, con palabras y luego puede terminar en un femicidio”, dijo.

Rocío Arcos, del colectivo Mujeres por el Cambio, resaltó la importancia de la unidad para luchar contra la violencia que ahora está visibilizada y que alarma.

“La realidad demuestra que la mujer todavía está en indefensión, porque se mantienen patrones culturales machistas que deben terminar y para eso es fundamental que las mujeres nos mantengamos unidas y conozcamos nuestros derechos”, dijo.

De su parte el gobernador, Héctor González, informó que se reunirá con las autoridades de la Fiscalía y de la Dinased de Tungurahua para solicitarles que haya mayor celeridad en la investigación en el caso de Edith Andagua.

Las mujeres finalizaron la marcha con la consigna de que se mantendrá vigilantes para que sus pedidos sean tomados en cuenta. (VHG)