Vestigios arqueológicos en Yanayacu

NOV, 06, 2018 |

Hallazgo. Las vasijas ya tienen varios daños por el tiempo.

A pesar de que han existido varios hallazgos en el sector aún no se recibe ninguna visita técnica del INPC.

Redacción SALCEDO

La Arqueología de piezas es la evidencia de las huellas del pasado que representan no sólo un valor estructural y arquitectónico, también han permitido conocer la cosmovisión ancestral y la idiosincrasia de los antepasados, cuyos rasgos básicos se conservan en muchas de las etnias locales.

Es por ello que Giovanni Flores, morador de la parroquia Yanayacu, quien se hallaba en compañía de sus familiares plantando semillas de aguacate en su terreno, se sorprendió al encontrar lo que pareció ser una vasija con trozos de osamentas, lo que llamó su atención.

De inmediato intentaron sacar la vasija con cuidado para que esta no sufriera daños sin embargo ya tenía varias fisuras.

En el mismo lugar encontraron otra pieza con las mismas características que ya estaba deteriorada por el paso del agua.

Los artículos que parecen ser hechos de arcilla no tieneN plasmadas figuras en su exterior sin embargo parecen llevar años en este lugar y podrían ser de una cultura asentada en este sitio.

Flores manifestó que en esta zona que limita con Tungurahua siempre han existido restos arqueológicos como ollas y huesos.

Este último hallazgo se registró en el sector denominado La Banda lo que esta cerca de varias laderas que ya son usadas por criaderos de animales y las piezas estaban a 50 centímetros de la superficie.

Isabel Fonseca, moradora de este sector y presidenta de la asociación de hoteleros y operadores turísticos de Cotopaxi, comunicó que en varias oportunidades los moradores de estos espacios han encontrado vestigios arqueológicos que pueden pertenecer a la cultura Panzaleo. Destacó que ya han dado aviso al  Instituto Nacional de Patrimonio Cultural (INPC) y hasta el momento no han tenido una respuesta, “han llegado arqueólogos de Quito quienes no han dado mucha importancia”.

Otra propuesta que se ha planteado es que se recopilen los restos encontrados y se puedan exponer en un museo de la ciudad.

Sin embargo hasta el momento no cuentan con el apoyo de un experto en arqueología que pueda aportar con los conocimientos sobre cuál esta la antigüedad de estas piezas, cuál es su valor histórico y a qué cultura pertenecieron. (NA)