Fin a privilegios

ENE, 22, 2019 | 00:05 - Por RODRIGO SANTILLAN PERALBO

Rodrigo Santillábn Peralbo

La persona ungida de asambleísta tiene elevadas misiones que cumplir desde el Parlamento Nacional: servir al país y su pueblo con legislación ágil y oportuna, y con la más enérgica y eficiente fiscalización de las demás funciones del Estado y sus responsables; es decir desde el Presidente de la República para abajo; de allí que un asambleísta, antes de que sea elegido debe probar que posee la más alta preparación en cuanto conocimientos, junto a una vida colmada de honestidad, decencia y dignidad. 

Claro, cualquiera puede aspirar a ser Presidente, Vicepresidente, asambleísta, alcalde, prefecto, concejal o consejero, pero la experiencia demuestra que el pueblo no siempre elige a los mejores y las equivocaciones producen desencantos, corrupciones, mayores desigualdades y constante subdesarrollo.

Partidos y movimientos políticos son responsables de las personas que escogen en calidad de candidatos. Con el afán de obtener la mayor cantidad de votos suelen elaborar sus listas con personajillos de la farándula, cantantes, deportistas, bailarinas, futbolistas.  Los resultados pueden ser desastrosos cuando se descubren sus bajezas morales que solicitan y reciben “diezmos”, cuando hacen gala hasta de sus ignorancias, o si sólo sirven para levantar la mano, calentar asientos y cobrar sueldos junto a otros privilegios. ¿Dónde están los aportes significativos de muchos asambleístas actuales? ¿Dónde los asambleístas de fuste? ¿Acaso es ético heredar cargos?

La Asamblea Nacional no goza de simpatías, pero quienes la integran se bañan en privilegios, grandes sueldos, viáticos para viajes innecesarios, asesores, secretarias, mensajeros y otros beneficios negados a los ciudadanos comunes. Se debería limitar el número de asambleístas y poner fin a sus privilegios.


rodsantillanp@gmail.com

COMENTA CON EL AUTOR

rsantillan@lahora.com.ec

Más Noticias De Opinión

Las incoherencias de Maduro

00:35 | | Una persona incoherente es la que no guarda una relación lógica consigo misma, ni con lo que dice; alguien a quien las contradicciones le vienen bien.

Notre Dame en llamas

00:30 | | Víctor Hugo y Quasimodo –“el jorobado”- miran incrédulos. El barrio de la Cité, trastornado. Las llamas arden y Notre Dame, símbolo de París, se incendia.

Más que faldas y pantalones

00:25 | | No es suficiente llevar pantalones o faldas para tomar decisiones.

Con misericordia, no con violencia

00:20 | | Según Scotland Yard, la reciente detención de Assange se debe a un pedido de extradición del Gobierno de EE.UU., que lo acusa de un grave delito -con una pena de cinco años de prisión- contra la seguridad: la publicación.

Lista de la codicia

00:15 | | La ciudadanía requiere que se publique la lista definitiva de Odebrecht con los detalles judiciales para determinar a los encubridores de delitos. Varias comisiones de altas autoridades viajan al Brasil.

País divertido

00:10 | | Las democracias consolidadas que gozan de altos niveles de calidad y resiliencia son posiblemente las más aburridas, en el mejor sentido de los términos.

Pablus dirá cuándo será

00:05 | | En la década del 70 del siglo pasado más de la mitad de los seres humanos estaban gobernados por dictaduras del proletariado que implantaron economías centralmente planificadas.