Secciones   /   Policial

300 municiones más caen en un operativo en Quito

FEB, 20, 2019 |

CAPTURA. Dos personas poseían alrededor de 300 proyectiles. Un operativo dio con los implicados.

Lo decomisado se suma a los 503.060 proyectiles que fueron confiscados la semana pasada. 
 

En menos de ocho días la Policía ha incautado dos cargamentos de municiones de grueso calibre. En esta ocasión, las unidades de inteligencia de la Policía Judicial (PJ) y el personal de Servicio Urbano del Distrito Quitumbe ejecutaron el operativo en la avenida Simón Bolívar y Aurelio Guerrero, al sur de Quito. 

Dos personas fueron detenidas por su presunta vinculación a una red de tráfico y comercialización de armas y municiones. La intervención se ejecutó la tarde del lunes.

La Policía Nacional siguió la pista de una furgoneta, el conductor fue obligado a orillarse a la derecha para hacer un minucioso registro. 

Un equipo de agentes buscó hasta el último rincón y halló casi 300 proyectiles, aptos para derribar incluso un helicóptero a larga distancia. 

Los implicados también llevaban consigo un artefacto explosivo. Al parecer se trataría de una granada tipo limón, de uso militar. 

Criminalística fijó los proyectiles para elaborar un informe. Aún se desconoce la procedencia del armamento.
 

Relación delictiva
Las autoridades investigan si lo incautado tiene relación con el caso registrado hace ocho días, cuando agentes de la PJ encontraron 503.060 municiones para fusil en las cajuelas de dos vehículos que circulaban por la Diego de Almagro, en el norte de Quito. 

EL DATO
El proceso judicial de los sospechosos se llevó a cabo en la Unidad Judicial de Quitumbe.
Las primeras investigaciones revelaron que estos proyectiles provenían de Perú y que serían destinadas a grupos irregulares que operan en la frontera norte. 

Eso no fue lo único con lo que se toparon los uniformados. Durante el registro también encontraron un revólver y seis fundas medianas de cocaína. 

Según la Policía, tanto Édison C. y Édison A., de 39 y 36 años respectivamente, tenían antecedentes. Ambos fueron puestos órdenes de la Fiscalía para ser investigados. (FLC)