Los candidatos

FEB, 23, 2019 | - Por Byron Burbano Moreno

BYRON BURBANO MORENO

Las campañas electorales son importantes porque nos permiten conocer las virtudes y los defectos escondidos  de los  candidatos; las primeras promovidas por ellos mismos y de los otros,  se encargan los opositores. 

Nos ayudan a acceder a su conocimiento de la realidad local y nacional; y en campo específico de sus respectivas candidaturas, conocer lo que saben de las funciones que posiblemente les corresponda desempeñar. 

Todos, sin excepción, hacen público su exacerbado y desbordante deseo de servicio a la ciudad, al cantón, a la provincia. 

Lamentablemente la gran mayoría de candidatos son desconocidos; otros y otras, en cambio, muy conocidos y conocidas, auto expuestos a la vindicta pública,  por su  actitud cambiante, camaleónica, en cada elección.

 Ayer de extrema izquierda, hoy de centro, mañana de extrema derecha, después de haber pasado por el populismo; todos y todas, están plenamente identificados e identificadas en nuestro medio (He utilizado los plurales en género masculino y femenino –pido disculpas por el error gramatical- simplemente para decir que la ciudadanía comenta, sabe y conoce quiénes son, por más que se oculten tras la sombra triunfalista, políticamente utilitaria, engañosamente bondadosa y amigable del futuro alcalde o prefecto, hasta ser electo.) 

Las elecciones no se ganan tapándose ante el electorado sino “dando la cara” y manchándose de pueblo. 

Cabe destacar la presencia de jóvenes en las listas de candidatos, buena oportunidad para que conozcan el medio político electoral y asuman roles protagónicos, con nuevos conceptos y visión renovada, liberados de toda contaminación, vacunados contra todo contagio que producen  los males sociales, las tentaciones políticas y económicas y la nube rosada del poder que puede producir graves efectos en la moral pública. 

La mayoría de ellos, bien formados, educados al más alto nivel inclusive con estudios a nivel internacional y dispuestos a asumir el reto de cambiar la forma de hacer política; merecen su espacio, para rescatar y legitimar el quehacer político en Democracia y ver surgir como los nuevos líderes que desde hace tiempo requieren Latacunga y Cotopaxi.  

COMENTA CON EL AUTOR

www.lahora.com.ec

Más Noticias De Opinión

Después, solo la Historia dirá

00:15 | | El 24 de mayo de 1822 en las faldas del volcán Pichincha, la derrota española por las tropas independentistas de Antonio José de Sucre, aseguró la independencia de la entonces Real Audiencia de Quito.

El Ministerio fallido

00:10 | | El runrún de pasillos anunció que a Raúl Pérez Torres se le acabaron los días en el Ministerio de Cultura y Patrimonio.

¿Democracia?

00:05 | | En el planeta se busca “la democracia” como modelo de coexistencia humana, que implica un gobierno que “representa” al pueblo, respeto a los derechos, creación de leyes para preservar la libertad e impulsar justicia social.