Indígenas piden liberación de una mujer y respeto a la justicia indígena

ABR, 17, 2019 |

Marcha. Los representantes de varias comunidades salieron a las calles. Dirigentes piden más respeto a la justicia indígena.

La Fiscalía, el Consejo de la Judicatura y la Gobernación fueron resguardadas.
 

Con carteles, pancartas y un megáfono los dirigentes indígenas y habitantes de la Comunidad Unión y Progreso de  Mulalillo, recorrieron ayer las principales calles de la ciudad, pasaron por la Gobernación y llegaron hasta el Consejo de la Judicatura para pedir la liberación de Lourdes Pilapaxi y el respeto a la justicia indígena. Además aseguraron que no están de acuerdo con la nominación de Mario Ríos, como director provincial del Consejo de la Judicatura.

Leonidas Iza, presidente del Movimiento Indígena y Campesino de Cotopaxi (MICC), encabezó la marcha y explicó que no están de acuerdo que la justicia ordinaria haya iniciado un proceso legal en un asunto que ya fue resuelto por la justicia indígena.

Explicó que el inconveniente se produjo en 2019, cuando la dueña de una propiedad colindante con un terreno comunitario, agredió verbalmente al maquinista que realizaba los trabajos en este lugar.

Entonces se estableció una asamblea, donde se acordó que tanto la dueña de la propiedad privada como los dueños de la propiedad comunitaria presenten las escrituras correspondientes. Al día siguiente la propietaria del terreno privado, no regresó. Pero nunca se imaginaron que habría iniciado un proceso legal donde se acusa a Lourdes Pilapaxi, esposa del presidente del barrio de secuestro extorsivo, y finalmente el 24 de marzo último es detenida.

Iza manifestó que, en la asamblea que mantuvieron la señora que interpone la demanda dijo que no se sentía secuestrada y que más bien estaba solucionando un problema de límites; sin embargo posteriormente inicia un proceso judicial.

“Este caso es una atrocidad que cometió la justicia ordinaria, no podemos aceptar que un derecho colectivo que fue resuelto en la comunidad Unión y Trabajo, haya sido nuevamente juzgado por la justicia ordinaria y Pilapaxi esté detenida”, dijo Iza.

Añadió que no hay motivo para su detención y que tiene una niña de 5 años, que se queda sin la protección de su madre. En todo caso, consideran que tiene derecho a defenderse en libertad y hasta el momento no se ha emitido una sentencia.

En tal virtud los dirigentes indígenas, familiares y amigos de la detenida demandaron la salida inmediata de la mujer.

El gobernador, Juan Paúl Pacheco, bajó a los exteriores de la Gobernación y manifestó que como representante del Ejecutivo en la provincia se mantendrá vigilante para que se cumplan los debidos procesos y además para que haya la debida independencia entre los poderes del Estado.

Visita a la Judicatura

Cuando llegaron al Consejo de la Judicatura, fueron recibidos por Mario Ríos, director provincial del Consejo de la Judicatura, quien asumió sus funciones en esta semana, luego de escuchar el pedido de los indígenas, Ríos dijo que existe total respeto para la justicia indígena como para la justicia ordinaria y que siempre estarán abiertos al diálogo para resolver los conflictos.

Como Director provincial de la Judicatura, expresó que no puede pedir la salida inmediata de la mujer, porque hay un debido proceso garantizado por la Constitución y en éste es donde el abogado defensor debió interponer todos los recursos para que su defendida salga en libertad.

“No existe dedicatoria para nadie en particular, ni hacer daño, ni perseguir gratuitamente, sino que se trabaja apegados a lo que mandan las normas legales”, les manifestó a los asistentes.

Posteriormente, en la reunión que mantuvieron los dirigentes de la comunidad y el abogado defensor, Ríos manifestó que se estará vigilante del proceso legal para que se cumplan los plazos establecidos. (VHG)