Psicología social

ABR, 25, 2019 | 00:10 - Por Rodrigo Contero Peñafiel

Rodrigo Contero Peñafiel

Nuestra conducta tiene relación con los rasgos genéticos que heredamos, las circunstancias personales de nuestro entorno y el contexto social en el que vivimos. La psicología social permite entender los vínculos existentes entre las personas y la sociedad, saber cómo pensamos, opinamos o actuamos ante la presencia de otros individuos; es decir, estudia el comportamiento humano donde se destacan algunos valores. 

El honor es una cualidad moral indispensable para cumplir con nuestras obligaciones, mantiene una buena conducta y relaciones sociales adecuadas. La dignidad eleva la moral, facilita el diálogo y permite que la ética optimice el estilo de vida con rectitud y honradez. 

El respeto ocupa un lugar especial en la memoria de la gente; mientras que la educación y las buenas costumbres facilitan la toma de decisiones, en base al conocimiento y experiencia, para que la razón proceda con libertad sin caer en el desconcierto, la deshonra o la traición. El honor y la dignidad se asientan en principios morales que guían la vida de las personas, su práctica nos hace merecedores al respeto y confianza de la ciudadanía. 

Una vida digna no requiere de audacia ni picardías; demanda oportunidades, dedicación y hábitos apropiados que organicen nuestro propio destino. El descuido y el desorden son la causa de muchos males sociales que degeneran el entorno. La falta de respeto de los miembros de la sociedad entre ellos mismos, y hacia las autoridades (extorsión y soborno) y viceversa, la corrupción en todos los niveles, la falta de educación y de oportunidades son el origen para un país convulsionado. Las consecuencias de nuestros actos hay que asumirlas con valor y responsabilidad; y, si estas tienen que ver con el campo político el compromiso es mucho mayor.

La psicología social rescata la autonomía de la gente para transformar el mundo en el que vivimos. Un triunfo no garantiza el éxito, entender las necesidades del pueblo requiere de preparación y conocimiento. El último proceso electoral nos deja muchas lecciones: improvisación, personalismos, desconocimiento, falta de respeto a la sociedad y audacia sin límites.


rcontero@gmail.com


 

COMENTA CON EL AUTOR

rcontero@gmail.com

Más Noticias De Opinión

Legalizar es el camino

00:15 | | Desde hace muchos años, y en especial en los últimos diez, a la opinión pública se confronta con un dilema complejo: el de la minería, legal, el de la ilegal y la protección del medio ambiente.

El poder

00:10 | | Se entiende como poder la capacidad de dirigir o impedir las acciones actuales o futuras de otras personas o grupos.

La partida de un hombre justo

00:05 | | Lúcido hasta el final, con aquella solvencia que otorgan los años de experiencia y la convicción de que hay que darle al país hasta el último aliento, así es como pasa a la historia el Dr. Julio César Trujillo.