¿Y las izquierdas?

JUN, 18, 2019 | 00:04 - Por RODRIGO SANTILLAN PERALBO

Rodrigo Santillán Peralbo

La ofensiva de las derechas crece en tamaño y cantidad ante el descalabro de las izquierdas debido a los malos gobiernos “progresistas”, y la mudez que guardan ante los nuevos desafíos. 

¿De pronto los pueblos se convirtieron en derechistas? ¿Existen líderes de las izquierdas capaces de reemplazar a los dirigentes fracasados? ¿Acaso las dirigencias se olvidaron del poder de la crítica y autocrítica propias de la izquierda, o también se dejaron arrebatar esos principios, por las derechas? ¿Cuáles han sido los resultados del colaboracionismo de la “izquierda boba” con gobiernos populistas? ¿Por qué si los programas de gobierno, los planes, proyectos y propuestas son buenos y para beneficio del pueblo, los ciudadanos prefieren votar por otros candidatos? ¿Se ha perdido la capacidad de análisis de la realidad y del momento histórico? 

Podría resultar doloroso pensar en las respuestas a las preguntas anteriores. Parecería que el fracaso es total e irremediable si se cree que las tesis ideológicas y programáticas de la izquierda no calan en los pueblos, pero sí resultan atrayentes e importantes para los gobiernos populistas que se declararon de izquierda, cuando entusiastas, las viejas dirigencias se burocratizaron, se convirtieron en gobiernistas-oficialistas, en ocasiones  alcanzaron altos cargos dentro de las estructuras del Estado burgués-capitalista en detrimento de sus antiguas consignas e ideales.

Recuperar el prestigio de la izquierda va a ser el gran reto de la tendencia. Por tanto, más allá de intereses personales y de grupos, es indispensable luchar por la unidad que hay que forjarla desde abajo, porque desunida la izquierda no va a ninguna parte. La desunión es una traición al pueblo. ¿Las dirigencias de los partidos no comprenden su crítica orfandad?    


rodsantillanp@gmail.com

COMENTA CON EL AUTOR

rsantillan@lahora.com.ec

Más Noticias De Opinión

Hambre en América Latina

00:14 | | El número de personas que pasan hambre en Latinoamérica y el Caribe creció en 2018 por tercer año consecutivo hasta afectar a 42.5 millones, según la ONU.

El tiempo es para la vida

00:12 | | Vivimos un menoscabo de derechos y dignidad, como consecuencia de   reiterados errores de un pueblo, al elegir a falsos redentores que venden engañoso bienestar y cuyos súbditos, los defienden hasta el fanatismo. Untados de teflón, flotan en el océano de la democracia.

El final del verde

00:10 | | El correísmo fue una mafia organizada para robar y enriquecer a su cúpula, encabezada por el “depredador” Correa.

Ajedrez de ratas

00:08 | | La cultura política ecuatoriana requiere renovar algunas categorías antes de las elecciones presidenciales de 2021.

Nueva generación decapitada

00:06 | | Vivimos tiempos en que lo pragmático se ha impuesto a lo trascendente.

Quito SOS, territorio y empleo

00:04 | | “La ciudad dejó el punto de partida de la Plaza Grande; se salió de madre y se ha ido,” dice así el poema Ciudad en vilo de Filoteo Samaniego.

¿Cómo votamos?

00:02 | | Cuando escucho a los analistas que la población ecuatoriana vota por ideología parecería que la referencia es un sueño, porque la realidad demuestra todo lo contrario.