Estudiantes buscan darle un nuevo fin a la tecnología

JUL, 14, 2019 |

Reciclaje. Las piezas de estos dispositivos pueden ser reusadas en robots.

Los términos ‘desechos electrónicos’ o ‘basura tecnológica’ se refieren a todos los aparatos eléctricos como: computadoras, celulares, televisores, juegos de video, microondas, etc., que se dejan de usar ya sea porque se descomponen o porque se adquiere uno nuevo. Colocar estos aparatos en la basura común pone en riesgo la salud de las personas.

Es por esto que dentro de las aulas de la unidad educativa Vicente León los estudiantes desarrollan un proyecto que busca crear la primera planta recicladora de desechos tecnológicos de la provincia, para que estos puedan tener una segunda vida o sus partes descompuestas puedan ser de utilidad.

Juan Lema, docente del área de informática de la unidad educativa Vicente León, dijo que durante el año se trabajó en el proyecto de la planta de reciclaje, lo que actualmente está en estudios y esperan que se convierta en un centro de acopio de  desechos tecnológicos, “queremos que se cristalice porque esto ayudará a la conservación del medio ambiente y a que los estudiantes puedan realizar sus pasantías”.

La unidad educativa tiene la especialidad de informática  y en este proyecto participan 50 estudiantes del bachillerato.

Lema dijo que para la ejecución del proyecto se podrían vincular a instituciones y empresas que requieren de estos materiales, “de las computadoras se puede sacar oro, cobre, plomo y mercurio”.

Algunas de las soluciones para este problema ambiental que, según la Organización de las Naciones Unidas (ONU), genera 50 millones de toneladas de residuos al año, son: donar o vender los equipos electrónicos que todavía funcionan pero que ya no se quieren usar.

Este sería el primer centro de reciclaje en la provincia por lo que Lema manifestó que es importante recibir el apoyo de más instituciones para seguir trabajando.

Los países generan miles de toneladas de basura tecnológica cada día. Y por medio de la publicidad en pocos meses se cambia la consola de juegos, teléfono móvil, computador y televisión para tener uno mejor y muchos de los pasados terminan en la basura.

Según un informe de la EPA (United States Environmental Protection Agency), en los EE.UU. el 1% de los residuos sólidos es basura electrónica y la mayoría de los consumidores de estos equipos desconoce el hecho de que contienen elementos altamente tóxicos y contaminantes. (NA)