Productores lecheros no han notado cambios

AGO, 21, 2019 |

Realidad. Los productores aseguran que no han notado cambios y temen que la situación se complique más.

Bertha Velásquez, produce y es recolectora de leche en la provincia desde hace 40 años, sin embargo en las últimas dos décadas ha notado como su producto ha bajado el precio, no es valorado y las pérdidas en ventas son cada vez mayores.

 Esto a pesar de que a inicios del año, en febrero, se firmó la moratoria para el consumo de suero, lo que implicaba un mayor control en las fincas que producen suero y en las industrias que lo utilizan para la producción de bebidas lácteas.

 La moratoria concluye este domingo, sin embargo los productores  como Velásquez no guardan esperanzas ni han notado cambios.

“Todo este tiempo hemos visto una pésima venta y se sufre muy duro en la producción yo  veo que los controles no se cumplen y que la situación sigue igual”.

La moratoria empezó a nivel nacional después de que los lecheros expresarán su malestar por el alto consumo de suero y por el bajo precio que se paga por la leche, lo que a decir de la productora se mantiene, pues se sigue vendiendo a 40 centavos y los productores únicamente ganan dos centavos por litro.

Velásquez manifestó que no saben qué pasará tras la moratoria y ya se han dado por vencidos, “hemos  ido  a la Asamblea, al comité técnico con los asesores del Presidente de la República Lenín Moreno, a los ministerio, hemos hecho hasta movilizaciones y  no  hay respuestas”.

Destacó que los más beneficiados son las industrias que siguen engañando al consumidor, “hacen los controles a los productores y a los queseros y a donde deberían ir que es las empresas no van”.

 Destacó que el principal pedido es que se etiquete correctamente y así nadie sale engañado consumiendo productos que no son leche.

Rodrigo Gallegos, director del Centro de la Industria Láctea (CILA), explicó a La Hora que, de los cinco puntos incluidos en el Acuerdo Interministerial 032, firmado en febrero pasado, apenas se cumplió con el tema de la moratoria del uso del suero de leche.

“En los otros temas, como el fomento del sector, la capacitación, las buenas prácticas de ganadería, o el famoso plan quesero, lamentablemente, no se ha avanzado nada. Una de las principales causas es que no se ha logrado la articulación suficiente de los organismos públicos”, denunció.

Con la moratoria quedaron autorizados para el autoconsumo aquellas industrias que generaban su propio suero de leche y producen bebida láctea, y el suero que se use para alimentación animal, debía estar tinturado.
Sin embargo para muchos productores de leche quesos y bebidas lácteas esto no se ha cumplido y la moratoria únicamente ha perjudicado a lecheros y queseros, siendo beneficiadas únicamente las grandes empresas que no han dejado de consumir el suero.

Eduardo Cobo, pequeño industrial lácteo en Cotopaxi, dijo que el Ecuador es el único país que está botando un producto rico en proteína y con todos sus nutrientes como es el suero, “esperamos que la preocupación no trascienda porque se está cometido un grave error y los productos lácteos deben ser transparentados para su consumo”.

Destacó que el suero no debería ser tan satanizado y podría ser vendido como bebida si el país proporcionará la debida industrialización y apoyo al sector para convertirlo en bebidas de suero perfectamente etiquetadas y que aportan con proteínas.
 

Ofrecimientos 

En junio de este año el Viceministro del Ministerio de Agricultura y Ganadería  (MAG), Byron Flores, visitó la provincia y se reunió con los lecheros, aquí comentó que  hay 271 mil productores de leche quienes se ven afectados por los problemas estructurales que no son recientes sino que iniciaron hace varias décadas.

También se estableció que hace falta la mejora de la genética en el campo, lo que produciría mayor cantidad de litros y de mejor calidad y así abrir las puertas de las exportaciones.

Flores agregó que los productores deben  mejorar los pastizales,  ya que no se trata únicamente de las vacas sino  de su correcta alimentación.

Dentro de los puntos que se discutieron en el encuentro fue el poco consumo de leche en el país, ya que la mayoría de personas no toman la leche  lo que ha vuelto  al país dependiente del mercado internacional y apuntar a las exportaciones lo que hasta el momento no se da.

Al respecto el viceministro aseguró que en el país hace falta una política de exportación de lácteos ya que es una gran producción y no se consume como en otros países, para lo cual desde hace varios años ya se trabaja en las políticas de salubridad como el haber convertido al Ecuador en un país libre de aftosa y se debía iniciar una campaña para el consumo de este producto, sin embargo los productores lecheros y queseros aseguran que no han notado cambios. (NA)