Queseros aún no están convencidos de la moratoria

SEP, 14, 2019 |

Objetivo. El suero debe seguir un proceso para ser comercializado.

Quienes producen suero piden que se den más  alternativas para este sector.

El 25 de agosto concluyó la moratoria de uso de suero y durante los últimos 20 días los queseros de la provincia han notado cambios pero en sus ventas ya que aseguran que la industria láctea sigue mezclando el suero.

Con la moratoria quedaron autorizados para el autoconsumo aquellas industrias que generaban su propio suero de leche y producen bebida láctea, y el suero que se use para alimentación animal, debía estar tinturado.

Sin embargo para muchos productores de quesos y suero esto no se ha cumplido y la moratoria únicamente ha perjudicado a lecheros y queseros, siendo beneficiadas únicamente las grandes empresas que no han dejado de consumir el suero.

Rafael Chango, productor de quesos dijo que desde la moratoria las ventas del suero han caído considerablemente, pero únicamente para los pequeños queseros, “la industria láctea es la que debe ser controlada, no nosotros, porque ellos siguen  metiendo suero a las empresas de una u otra manera y a nosotros nos persiguen”.

Agregó que como queseros no están pidiendo que se engañe al consumidor  y se venda el suero como leche, sino que se mejore el etiquetado y que se produzcan bebidas o productos hechos con el suero, “les dan gusto a unos y perjudican a otras familias que nos dedicamos a la elaboración de quesos”.

El productor recordó las recomendaciones que ha emitido el Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG)  en las que se especifica que el suero puede ser industrializado por ultrafiltración para producción de fraccionados como proteína, suero concentrado, ácido láctico, vitaminas, suero en polvo entre otras.

“Pero ¿Quién nos ha dado herramientas para esto?, ¿acaso alguien quiere comprarnos el suero o alguien sabe cómo se transforma?”, dijo que si se quiere iniciar un cambio debe haber más interés en el sector campesino y analizar las condiciones de cada uno para que puedan industrializar sus productos.

Comento que han sido meses duros para todos, ya que con lo que compran de leche solo el 10% se cuaja y se convierte en queso, mientras que el 90% se convierte en suero. Es decir, pierden la mayoría del producto y en ocasiones tienen que vender el suero a muy bajo precio para alimento de los porcinos, ya que no pueden arrojarlo a la tierra o a los ríos.

La Asociación de Pequeños Productores de Quesos de Cotopaxi, esta conformada por 18 personas que producen de 15 a 20 mil litros diarios de suero que antes se vendía a distintas empresas y ahora se queda dañándose o se vende casi a precio de regalo.

Por su parte Jorge Luis Baño,  presidente del Centro Agrícola cantonal Latacunga, dijo que es necesario que la moratoria se mantenga pues ahora que se terminó nuevamente se empieza a notar la perdida de los productores.

Como Centro Agrícola dijo que apoyan la restricción del uso del suero para que se mezcle con lácteos  “no estamos en contra del suero pero queremos que se cumpla con los procesos adecuados ya que hay industrias  que mezclan directamente el suero sin darle un proceso adecuado”.

Baño destacó que en el tema de los quesos hay que formar una industria para procesarlos ya que  el suero no puede ser botado o mezclado con leche pura, “en la mayoría de las leches que se compran se puede notar  que el 75% es suero y el 25% es leche”. Por esto piden que también se vigilen los procesos dentro de las industrias y que el etiquetado sea claro para que el consumidor no sea engañado.

Según la Agencia de Regulación y Control Fito y Zoosanitario (Agrocalidad), en lo que va de este año han realizado el control de más de 500.000 litros de leche cruda y de éstos se ha decomisado más de 3.000 litros de leche con presencia de antibiótico, Y en suero se ha controlado más de 60.000 litros.

Alex Chacón, director de  Agrocalidad en Cotopaxi comunicó que a pesar de haber terminado la moratoria para el uso de suero de leche, hay un acuerdo interministerial donde se establece que la única forma de comercialización del suero es de una planta con buenas prácticas de manufactura a otra de iguales condiciones, pero en Cotopaxi no hay queseras que tengan esta certificación. (NA)