Hitler y otros insólitos candidatos al Nobel

OCT, 12, 2019 |

HISTORIA. El cabecilla del nazismo fue nomidado en 1939, pero la propuesta fue rechazada por el Comité. (Foto: Sunoticiero.com)

Dictadores, estrellas pop y hasta la FIFA han sido nominados como representantes de la paz mundial. 
 

Redacción OSLO

AFP

Presentado como ‘el príncipe de Paz en la Tierra’, Adolf Hitler fue propuesto para el Premio Nobel de la Paz hace 80 años, poco antes del inicio de la Segunda Guerra Mundial.


En casi 120 años de existencia, el Nobel de la Paz ha visto su cuota de candidaturas poco probables, exageradas o directamente aberrantes.

El Comité Nobel


En enero de 1939, el socialdemócrata sueco Erik Brandt sugirió al Comité Nobel noruego que otorgara el premio a Hitler, alegando su "ardiente amor por la paz". La carta provocó un escándalo Suecia, donde muchos no percibieron el sarcasmo. La propuesta finalmente fue retirada, pero Hitler permanece en el registro de candidatos.


Las únicas condiciones son que las propuestas sean enviadas antes de la fecha límite del 31 de enero, y que provengan de una de las miles de personas con derecho a hacerlo, como parlamentarios y ministros de todos los países, exlaureados, ciertos profesores de universidad, o miembros actuales o pasados del Comité Nobel.


En 1935, Benito Mussolini fue propuesto -esta vez, sin ironías- por académicos alemanes y franceses, unos meses antes de que su país invadiera Etiopía. Josef Stalin, uno de los vencedores de la Segunda Guerra Mundial, también propuesto en dos oportunidades, en 1945 y 1948.

Del pop a la paz


Se sabe también que Michael Jackson se encontró en la carrera por el Nobel de la Paz en 1998. Los parlamentarios rumanos que propusieron a Michael Jackson juzgaron esta designación bastante seria, pero tampoco fue estudiada por el comité.


El carácter insólito de una candidatura depende de la visión y los tiempos, y los méritos de un individuo pueden desvanecerse con el tiempo.


Sin embargo, algunas candidaturas generan miradas de sorpresa, como la del serbio Slobodan Milosevic, más tarde juzgado por genocidio, o la Federación Internacional de Asociaciones Fútbol (FIFA) propuesta en 2001.


Entre las nominaciones conocidas este año para el Nobel, que se otorgará el viernes, se encuentran dos figuras públicas de pensamiento antagónico: el presidente estadounidense Donald Trump y la joven sueca Greta Thunberg, centro de la lucha mundial contra el cambio climático.