Pocos productos y mucha demanda

OCT, 12, 2019 |

Necesidad. Varias perchas lucen vacías y sin alimentos.

Varios supermercados del centro de la ciudad abren sus puertas en el horario de la mañana,  y solo lo hacen con las puertas alternas ya que temen a los saqueos y las agresiones de los manifestantes.


Sin embargo tras las agresiones que sufrieron el lunes en la tarde los funcionarios y consumidores del supermercado Akí Súper despensa del sur de la ciudad, mantienen las puertas cerradas por temor a que vuelvan a acudir estos hechos.


Ya en el interior de los pocos supermercados abiertos la realidad es muy distinta a lo habitual, pues no hay productos cárnicos como res, pollo y cerdo, ya que estos animales no han podido ser transportados debido al bloqueo de carreteras que cada vez es mayor en la provincia.


Yolanda Cherres, se acercó ayer en la mañana a comprar distintos productos para su casa y le costó encontrar varios insumos y bebidas lácteas como yogurt, leche y queso además no encontró carne y varios vegetales, “es normal que se produzca este desabastecimiento por las protestas pero a costo de qué, todos estamos pagando y tendremos que pagar estos daños”.


Cherres, agregó que  los mercados ya no abren las puertas y en la calle se venden varios productos los que han aumentado su precio casi al doble, “estamos viviendo un momento de caos y las personas actuan sin ley”.


Milton Torres,  administrador de una sucursal, destacó que por precautelar la seguridad de los empleados y los consumidores se ha pensado en mantener las puertas cerradas mientras duren las movilizaciones, “nosotros estamos con una gran perdida pues a diario se vende menos de la mitad de lo que se vende en un  día regular”. (NA)