Las pérdidas son irrecuperables para los lecheros de Cotopaxi

OCT, 17, 2019 |

Problema. No solo la leche dejo de venderse, las vacas no tenían alimentos ni medicinas.

A diario cientos de litros de leche se debieron arrojar a la basura y los terrenos y otros pudieron regalarse, ya que los tanqueros no podían salir de las fincas; incluso muchas fueron saqueadas y sus empleados obligados a participar de las movilizaciones.

Jorge Baño, presidente del Centro Agrícola de Latacunga, explicó que en leche cruda se tiene una pérdida de 250 mil dólares en leche cruda y con el proceso y la comercialización se llega al millón 500 mil dólares.

Gabriel Ponce, ganadero, comentó que solo en su finca perdió un estimado de 20 mil dólares y eso solo en la producción ya que explicó que su finca fue victima de varios ataques como la destrucción de neumáticos de los vehículos que transportan la leche y robo del producto, “ el martes de la semana pasada estábamos tratando de salir a repartir la leche cuando fuimos atacados”.

 Destacó que no entiende porqué se desquitaron con el sector productivo de esta forma, “no entiendo la persecución del sector campesino a los empresarios que a diario damos empleo”.

 Esta situación retrasa pagos y entrega de producción, “estamos endeudados con los bancos y esto no espera”.

En el caso de otras fincas optaron por regalar el producto ya que no podían moverse de sus zonas de ordeño pues temían que el producto sea arrojado y los vehículos destruidos.

Este fue el caso de Bruno Calvopiña quien tiene una pequeña finca para la distribución de leche, “teníamos que salir en la noche para regalar la leche en tiendas y en conjuntos habitacionales pero la gente no quería pagarnos ni un centavo solo se acercaban con contendores, pero no nos quedaba nada más que regalar”.

Baño comentó que los ganaderos durante la paralización también debieron experimentar problemas  como la falta de balanceado para los animales,  medicamentos y alimentación.

Agregó que para ellos es un alivio que de parte del Gobierno se haya entregado la extensión de 90 días de gracia, lo que alivia en algo los problemas económicos por los que están atravesando los empresarios de todo el país. (NA)