Latacunga: Pasado, presente y porvenir

NOV, 11, 2019 |

POR: MIGUEL ÁNGEL RENGIFO

Tengo mis dudas, la ciudad de Latacunga está ubicada a una altitud de 2750 metros sobre el nivel del mar, a estas alturas los corazones laten mas rápido y a mayor presión, de aquí se fugan los cardíacos y los desesperados.

Latacunga tiene un pendiente que con una obra particular en “Significación histórica de Latacunga en la república del Ecuador y de América” Neftalí Zúñiga, su autor bien le da una biografía a esta ciudad que merece ser revisada; inicialmente los tacungas se defendieron de la invasión incaica pero gracias a la política hábil de Huayna-Cápac y al mestizaje, depusieron su resistencia para más tarde oponerse valientemente a los conquistadores españoles. Sin embargo, algunas tribus luego de sangrientas luchas contra los incas se dispersaron a Sigchos, Angamarca y zonas orientales. 

En quichua el nombre TAJCUNGA o “el asiento del nuevo Comedero” y según González Suárez esta acepción primera lo dice el Inca Huaynacápac luego de conquistar nuestra comarca donde asentó en ella un grupo de mitimaes diciendo a la entrega de la posesión “Llactata cunani”. De esta alocución, dice, se tomó el nombre de Latacunga. Más al lugar y sus alrededores ya se les conocía con la denominación de Tucunga, mucho antes de que el conquistador Inca hubiera pronunciado su discurso. 

Somos producto de la historia, y esa falta de conciencia histórica ha formado el mundo en que vivimos; la corresponsabilidad de valores humanos y cívicos contemplados en la normativa del Estado y de la sociedad al parecer no es consecuente en nuestro medio, se cree que la improvisación es una facultad que nos arenga valor; cuando se sabe que no se posee ni la más remota idea de cómo corresponder ante tales realidades. 

Como antecedente,  1820 fue el año de la independencia del Ecuador, algunas ciudades obtuvieron su independencia y Latacunga no fue la excepción.

Según apunta Neftalí Zúñiga, la emancipación política se consiguió la noche del 11 de noviembre cuando los patriotas reunidos en Tilipulito, una hacienda ubicada junto a la de Tilipulo,  liderados por Calixto Pino y Lizardo Ruiz, se tomaron el cuartel realista “Los Andes”,  ubicado en el convento de Santo Domingo, que estaba al mando de Manuel Morales quien murió por un tiro de Juan José Linares. 

Más de 200 patriotas dirigidos por el ambateño Lizardo Ruiz y el latacungueño Calixto Pino, fueron quienes lideraron la acción emancipadora que obligó a los realistas a rendirse. En la independencia del 11 de Noviembre de 1820, no se dio con una masacre, como algunos historiadores han hecho creer, fue el año de la independencia y los patriotas doblegaban en número a los realistas por lo que los hechos ya estaban consumados.

Entre los hombres que lucharon por la independencia estuvieron: Pantaleón Cevallos, Pedro Páez de Trastamara, Antonio Cevallos de Calixto, Linares Ruiz, Antonio Vela y Bustamante, Manuel Iturralde Vidaurreta, Josefa de Maensa, entre otros.

 Latacunga inicia su vida colonial formando parte de la Villa de San francisco de Quito, desde 1535 los españoles van poblando poco a poco esta ciudad, en el siglo XVIII la industria florece notablemente. El primer grito de la independencia de 1809 se hace eco en el corazón de los latacungueños, por eso el 11 de Noviembre de 1820 fue un amanecer de libertad. 

La importancia y rescate de los valores cívicos han generado de manera emergente una postura intelectual sobre el pensar y el vivir el bicentenario de la independencia de Latacunga: la celebración de los Bicentenarios de varias ciudades ecuatorianas que entronizó a la perla del pacífico, Guayaquil, como la primera en iniciar ese gesto independentista  que concluirían luego con figuras emblemáticas como Sucre y Bolívar en la batalla de Pichincha en 1822, está dibujando un escenario.