El registro tiene más afluencia

DIC, 04, 2019 |

Procedimiento. Los ciudadanos venezolanos son llamados para verificar sus datos.

La afluencia de personas en la unidad de migración de Latacunga registra todos los días una alta afluencia de personas venezolanas que se acercan a cumplir con la segunda fase del registro y en su mayoría están de acuerdo con el proceso.

Patricio Fabre, ciudadano venezolano, explicó que el registro consta de dos pasos, el primero es mediante la página web habilitada. En ese espacio virtual se solicita información personal como nombres, tipo de documento de viaje y correo electrónico. También hay consultas sobre su trabajo, familia e información médica.

Una vez que el interesado llena el formulario se le asigna un turno con el día, la hora y la oficina para la entrevista personal.

Esta  entrevista, que sería el segundo paso, se realiza en varias oficinas y una  de ellas es Latacunga en donde desde el mes de octubre se ha notado un alto número de migrantes que buscan regularizar su situación.

Jefferson Morales, ciudadano venezolano, también acudió a la oficina  a presentar varios documentos,  en la entrevista comentó que debió comprobar con documentos cuánto tiempo reside en el país, en dónde vive, cómo ingresó y presentar los documentos de identidad que pudo traer desde su país.

Morales acotó que no ha sido fácil el llegar desde su país con su familia, pues arribaron sin tener algo certero, “solo buscamos paz”. Sin embargo, con el tiempo han podido estabilizarse y espera que este tipo de procesos permita que salga a la luz que los buenos son más y las malas personas salgan del país.

Según la página del Ministerio de Relaciones Exteriores deben registrarse todos los ciudadanos venezolanos que se encuentran en el Ecuador, incluyendo a menores de edad y dependientes. El Registro migratorio es exclusivamente para ciudadanos venezolanos y los extranjeros de otras nacionalidades no deben hacerlo.

El registro se hará  hasta marzo del próximo año por lo que ya quedan solo cuatro meses.

Tarjeta entregada por organizaciones

A pesar de que ya se ha informado por varios medios que  el bono de ayuda que reciben las personas extranjeras que viven en situación de riesgo, no es entregada por el Gobierno nacional, este tema aún es usado para agresiones de tipo xenófoba.

Martina Águeda, quien reside en el país desde hace cuatro meses, comentó que recibe la bonificación de parte de una organización internacional, y cuando ha ido al supermercado para reclamar el dinero ha sido victima de malas caras y hasta insultos, “dicen que por culpa nuestra el país está como está, que somos unos muertos de hambre y cosas mucho peores”.

Al respecto Martina explicó que los fondos provienen del  programa mundial de alimentos  que tiene distintos tipos de patrocinadores europeos y Estados Unidos.

Este bono no tiene vinculación alguna con el registro a los ciudadanos venezolanos que se cumple, ni con las visas humanitarias, ya que se trata de un programa financiado por el Programa Mundial de Alimentos y la fundación Hebrew Immigrant Que Society, quiénes benefician a inmigrantes en situación de vulnerabilidad, es decir, no sólo a venezolanos sino también, haitianos, colombianos, cubanos, y de distintos países en situación de riesgo.

El bono se entrega a modo de tarjeta y se usa en supermercados, pero esto no le quita dinero a los ecuatorianos, según explican los extranjeros y también la página oficial de Hebrew Immigrant Que Society que detalla la ayuda. (NA)