El desempleo en la ciudad se siente con más fuerza

DIC, 10, 2019 |

Realidad. Los trabajadores se ubican en este sector a esperar una oportunidad.

Los lunes en la mañana la plazoleta de El Salto reúne a decenas de personas que buscan un empleo  ya sea temporal o permanente, este espacio desde las 05:30 luce repleto de personas.  Sin embargo, con las horas se va reduciendo el número de trabajadores que buscan tener un ingreso.

 Germán Gualichico, realiza labores de albañilería, electricidad y plomería, y casi todos los lunes se acerca a la plazoleta a buscar una oportunidad. Asegura que este año ha sido muy duro pues han existido pocos trabajos y malas pagas.

Germán no tiene un empleo fijo desde hace un año y medio, pues la empresa donde trabajaba hizo un recorte de personal. “Nosotros hacemos lo que nos pidan con tal de tener una ganancia”.

Destacó que antes se podía cobrar por día de labores y esto variaba entre 30 y 40 dólares dependiendo de la obra, pero ahora se debe hacer un precio por toda la obra y resultan en pérdida, “ahora por enlucir una pared, colocar baldosas y poner canaletas nos quieren pagar 100 dólares sean los días que sean, pero se debe aceptar”.

En abril de este año el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC) difundió los resultados de la Encuesta Nacional de Empleo, Desempleo y Subempleo (Enemdu) que analiza el comportamiento del mercado laboral.

Entre los datos entregados están que el empleo pleno cayó 3,2 puntos porcentuales frente a 2018. Esto significa que en el último año un total de 261.767 personas perdieron su empleo pleno o adecuado. Dentro de esta categoría se encuentran aquellos que perciben ingresos laborales iguales o superiores al salario mínimo, trabajan igual o más de 40 horas a la semana.

En el caso del desempleo en marzo del 2018 se registró en el 4,4%, mientras que para el 2019 subió al 4,6%.

Esto se debe a que muchas personas  trabajan menos de la jornada laboral y no tienen el deseo y disponibilidad de trabajar horas adicionales.

También se incluyen las personas que trabajan más de 40 horas a la semana, pero no quieren o no están disponibles para laborar horas adicionales. En ambos casos, el salario que perciben es inferior al básico.

En la ciudad es cada vez más notorio la presencia del trabajo informal y las personas que buscan un trabajo lo que no solo crea problemas económicos, sino el incremento de la delincuencia, mala alimentación de los niños y problemas familiares.

Zoila Yugsi, destacó que ya lleva varios meses sin trabajo, pero mantiene un emprendimiento con su cuñada y alimentan aves y cerdos para luego comercializarlos, “cada vez es más difícil trabajar si no se tiene estudios, porque ahora ya para todo se requiere tener profesión o por lo menos ser bachiller”. Yugsi quien tienen 32 años agregó que las oportunidades  para personas mayores a 30 años son menores y más aún si son mujeres con hijos.

Otro factor que los trabajadores aseguran que perjudicó fuertemente al desempleo fue el paro nacional de 11 días pues aseguran que con esto las empresas han cerrado radicalmente las contrataciones pues no hay dinero, “nos dicen que hay menos oportunidades”. (NA)

El Dato

El desempleo subió el 4,6% en este año