La UTC optimista frente a acreditación

DIC, 13, 2019 |

Academia. Fabricio Tinajero, rector de la Universidad dio detalles del proceso.

Los logros en investigación, vinculación con la comunidad, espacios físicos y el comportamiento de los estudiantes y docentes fue evaluado por el Consejo de Aseguramiento de la Calidad de la Educación Superior (Caces). En las últimas semanas, la Universidad Técnica de Cotopaxi (UTC) recibió visitas de este organismo.

Por mandato constitucional,  todas las universidades deben evaluarse cada cinco años. Sin embargo,  debieron pasar seis en esta ocasión para la inspección ya que la última se cumplió en 2013.

Fabricio Tinajero, rector de la UTC, manifestó que en el transcurso de estos  días concluyó la tercera fase del proceso de evaluación externa con fines de acreditación, que se cumple a través de las visitas para verificar los cumplimientos generales de las unidades con base en el trabajo que se ha cumplido en estos años.

 La primera fase correspondía a la carga de la información documental que respalda los procesos de investigación, vinculación con la comunidad y los logros académicos. Para lo que el Cases habilitó una plataforma hasta el mes de octubre para que la universidad suba los respaldos.

La segunda fase inició hace tres semanas con la visita técnica del equipo operativo del Caces,  que tenía por objetivo fundamental el poder hacer el análisis y la constatación de la infraestructura física y tecnológica de las universidades, la capacidad instalada, aulas, laboratorios, talleres, los entornos de aprendizaje, la gestión en biblioteca y los procesos de bienestar universitario.

Según el Rector, la comisión evaluadora ha emitido puntos de vista favorables frente a los espacios con los que cuenta el alma mater de Cotopaxi.

En el transcurso de la semana pasada hasta el miércoles de esta, se desarrolló la tercera fase que consistió en la visita in situ de los pares evaluadores  de otras universidades, con representantes de entidades del país y el mundo.

La visita buscaba verificar que los datos presentados en la primera fase sean reales y ver cómo se están cumpliendo.

Los evaluadores conocieron los tres campus de la Universidad, dialogaron con beneficiarios de varios proyectos que desarrolla la institución con la comunidad; los docentes, los empleados y los estudiantes.
 

Resultados 
Tinajero comentó que en el transcurso de las siguientes semanas se entregarán los informes finales de la evaluación y hasta mediados de enero esperan tener una respuesta, la que según el rector será positiva.

EL DATO
La evaluación tuvo tres fases que ya concluyeron.
La acreditación tiene una vigencia de cinco años, y en caso de que la universidad la obtenga podrá seguir creando oferta académica de grado y post grado.

Para Wilson Pilco, estudiante de la carrera de diseño gráfico, la acreditación es un proceso importante y esperan que la Universidad tenga resultados positivos.

 “Esto nos beneficia sobre todo a quienes estudiamos en la Universidad porque dice mucho de nuestra calidad como profesionales y por esto esperamos que se cumpla con todos los procesos”.

Destacó que en la Universidad cuenta con distintos servicios para los estudiantes así como programas de vinculación que han permitido generar experiencias que no siempre se consiguen en el aula.

El Rector coincidió con este criterio y dijo que están empeñados en mejorar y dar cuenta de las necesidades del entorno, “buscamos un modelo de gestión participativo que involucre no solo a los actores de casa adentro, sino que tenga impacto en los entornos que más nos necesitan”. Con la acreditación la Universidad aspira a que exista una mejor inversión de parte del Estado en educación superior.  “Porque no se puede cumplir con los más de 12 mil cupos que aspiran entrar a la Universidad porque solo se tiene la capacidad para 1.608 cupos, lo que demuestra que aún hay una gran brecha”, dijo Tinajero. (NA)