Familias afectadas reciben ayuda

DIC, 13, 2019 |

Ayuda. En la entrega de las asistencia humanitaria.

En una pequeña vivienda de aproximadamente 20 metros cuadrados de construcción viven alrededor de 10 personas entre niños y adultos. El domingo en la tarde vivieron momentos de pánico, cuando en cuestión de segundos se inundó su vivienda con agua, lodo y piedras, que ingresaron por las improvisadas puertas, que son unas alfombras. 

José Cuchiparte, jefe de hogar de la vivienda afectada en el barrio San Alfonso, explicó que del miedo tuvieron que salir corriendo hasta la casa de una vecina. En ese momento se imaginó que el agua se iba a llevar la casa que con tanto sacrificio construyó para su familia. 

Entre las pérdidas registradas se encuentran los uniformes de sus cuatro hijos que están estudiando y parte de los útiles escolares. Desde ayer dos de sus hijos regresaron a estudiar. Mientras varios vecinos la mañana de ayer trataban de construir una zanja para que en una nueva lluvia el agua ya no vaya a la vivienda sino hacia otro lado.  

Ayer, desde la Secretaría Nacional de Gestión de Riesgos (SNGR) entregaron ayuda humanitaria a la familia afectada compuesta por ocho kits de dormir (cada kit tiene: un colchón, un paquete de sábanas, dos cobijas y dos almohadas), tres kits de vajilla familiar, tres mesas, 12 sillas, una licuadora, una jarra de acero inoxidable, dos kits de higiene familiar y un kit de alimentos.  
 

Servicios básicos 
Byron Yachimba, analista de preparación y respuesta ante eventos adversos de la Secretaria Nacional de Gestión de Riesgos (SNGR) explicó que dentro del informe levantado por la afectación detectaron que la vivienda no tiene los servicios básicos como energía eléctrica, agua potable y alcantarillado por lo que han solicitado la intervención de las instituciones correspondientes.  

Para canalizar la ayuda humanitaria realizan una evaluación y dependiendo la afectación coordinan la atención a las familias. 
 

Incendio 
Rosa Iza, habita en el barrio Rayo Cruz, de Tanicuchi, explicó que el domingo en la mañana salió a trabajar en la búsqueda de obtener dinero y poder comprarles una funda de caramelos a sus dos nietos, quienes se quedaron huérfanos de madre hace más de un año. Sin embargo, cuando estaba por llegar a su domicilio fue alertada por un vecino que la casa se estaba incendiando. 

Al llegar a su domicilio notó que la parte donde era utilizada para el dormitorio se quemó en su totalidad con todas las cosas adentro, por lo que pidió a las autoridades ayuda para poder sobrellevar el dolor de haber pedido las cosas en un incendio. (MT)