Secciones   /   Policial

Sin rastros de los asesinos de ‘Ray’

FEB, 19, 2020 |

DOLOR. Los familiares del hombre lamentaron lo ocurrido.

QUEVEDO

Dos, de los tres hijos de Milton Humberto Dueñas Burbano, de 43 años, se levantaron la mañana de ayer y de inmediato le preguntaron a su madre, Diana Cobos: “¿dónde está papi?”. 

Esta pregunta fue una flecha directo al corazón de la mujer, quien no supo qué responderles. Poco tiempo después, les dijo que papá había partido lejos, esto a pesar de que su cuerpo era velado en la sala de su propio hogar.
Para Cobos el hecho de que un sicario haya acabado con la vida de su conviviente no tiene explicación alguna. Asegura, que el hombre no tenía enemigos ni problemas con nadie. “Su único sueño era aportar con el desarrollo del fútbol local”, explicó.

Para ‘doña Mercedes Burbano’, el asesinato de su hijo es la peor desgracia que le ha ocurrido a lo largo de su vida. Sobre la tragedia solo recuerda que estaba en el interior de su casa, a dos cuadras de distancia del sitio del asesinato, y a lo lejos escuchó las fuertes detonaciones pero jamás se imaginó que la nueva víctima de sicariato fuera su hijo.

“Le dije a un nieto que mirara hacia la casa de su tío para ver lo que había pasado. Al rato entró y me dijo que algo malo le había pasado. Cuando llegamos a verlo ya estaba muerto”, detalló la mujer con voz entrecortada.
 

Investigaciones

24 horas después de ocurrido el asesinato, aún no existen personas detenidas, al menos así se conoció la mañana de ayer a través de los agentes investigadores del Distrito Quevedo-Quevedo. 

De acuerdo con el jefe de la Policía en la Zona 5, Ángel Zapata, un testigo presencial habría entregado detalles de las características del sujeto que llegó caminando y realizó los disparos. Además, explicó que también se buscaba encontrar videos de la zona de la tragedia que aportarán con la investigación policial. (MZA)


Asesinato

La noche del lunes, un pistolero, que vestía una camiseta amarilla, caminó sobre una de las aceras de las calles Brasil, entre avenida Juan Montalvo y México y tras identificar a sus víctimas, les propinó la ráfaga de tiros.El jefe de la Policía en la Zona 5, Ángel Zapata, explicó que producto de hecho Milton Dueñas (dueño del club ‘Ciudad de Quevedo’), murió en el asiento de copiloto y su amigo Rodolfo Molina,  quedó gravemente herido.

9
TIROS presentaba la víctima en su cuerpo.