Uvillas de Cotopaxi ya salen a EE.UU.

FEB, 25, 2020 |

Comercio. Las uvillas son producido en el sector de Aláquez y Carrillos.

Desde diciembre del año anterior la Agencia de Regulación y Control Fito y Zoosanitario (Agrocalidad) firmó el plan de trabajo en conjunto con el Servicio de Inspección de Sanidad Animal y Vegetal del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (Aphis) institución de Estados Unidos que establece lo requisitos legales para importar la uvilla.

Es por ello que en diciembre  se realizó desde Machachí la primera exportación de esta fruta de parte del país hacia Norteamérica y en lo que se refiere a Cotopaxi  se ha ejecutado el monitoreo de los sitios de producción de uvilla  por dos años.

Alex Chacón, director de Agrocalidad en Cotopaxi, explicó que  se ha monitoreado la no presencia de la plaga que exige Estados Unidos que es la mosca de la fruta y al mantener el control estricto, lograron la primera exportación.

Chacón comunicó que este año se cumplieron las primeras exportaciones en enero y febrero desde la parroquia Aláquez y el sector de Carrillos en Cusubamba.

Actualmente la fruta de Cotopaxi sale a un centro de acopio en Machachi para luego partir a los Estados Unidos.

En lo que va del año 600 kilos de uvilla se han podido exportar a Estados Unidos desde Cotopaxi. Chacón comentó que en los últimos meses han incrementado algunos espacios y nuevos sitios de producción de uvilla y  se monitorean para que cumplan con los requisitos legales de Estados Unidos.

Actualmente la producción de Cotopaxi sale a destinos europeos y asiáticos que no piden un control de esta plaga pues ya está presente en los países; sin embargo, EE.UU. no tiene la mosca de la fruta por lo que no permiten que exista rastro de esta plaga.

“EEUU es un mercado importante para Ecuador y tiene una predilección para los frutos nuevos como la mora, tomate de árbol,  pitahaya y uvilla y ya hemos dado importantes pasos exportando los productos que son requeridos en el país norteamericano”, comentó el director.

En el caso del tomate de árbol se hacen las inspecciones para exportaciones cada 15 días y en temporada alta cada semana y ahora con la uvilla ha sido casi semanalmente el control para los envíos.

El tema de la uvilla no es una producción de amplias superficies, sino que es agricultura familiar y cada productor tiene hasta una hectárea de producción con las buenas practicas agropecuarias.

Chacón comunicó que en Cotopaxi se tiene una ventaja y es que se cuenta con 125 mil hectáreas declaradas como área libre de la mosca de la fruta y para esto se establecen trampas y monitorios para evaluar la presencia de la plaga . Además previo al envío de los productos, se emite dos certificaciones; la primera  la de productos orgánicos y la de buenas practicas agropecuarias, que está enfocado en la seguridad laboral, el cuidado al ambiente, bienestar animal y el cuidado de las fuentes hídricas.(NA)