Secciones   /   Policial

Seis muertes violentas se registran en Cotopaxi

FEB, 29, 2020 |

Labor. El coronel Edison Valverde, comandante de Policía en Cotopaxi.

El consumo de licor sería el detonante para que se eleve la violencia en la provincia y como consecuencia exista muertes violentas, sin embargo, tanto el presunto asesinato de Saquisilí y homicidio de Tigua se registraron en las inmediaciones de las viviendas por lo que no fue producto de las festividades.

El coronel Edison Valverde, comandante de Policía en Cotopaxi, dio a conocer que en las dos últimas muertes violentas registradas en la provincia no estuvo presente el consumo de licor ni en las victimas ni en el victimario en el caso del presunto asesinato de Saquisilí, tampoco existió  sustracción de objetos o forzamiento de las seguridades de las viviendas.


En la provincia se registran en este año seis muertes violentas de las cuales cinco están relacionados a problemas interpersonales, es decir, a violencia social.

Valverde dijo que frente a esta caracterización que las muertes fueron de tipo social más que delictual, es un problema que no le atañe a la Policía Nacional sino al resto de instituciones que deben trabajar por mantener el control en cada una de las áreas sociales. 

Con el objetivo de evitar que se registren nuevos casos el eje preventivo georeferencia el lugar donde existe este tipo de delitos para realizar acciones complementarias como la implementación y utilización del botón de seguridad que pueden ser activados el momento en el que inician las agresiones, una vez que se genera la alerta los uniformados actúan de inmediato, esta acción ayuda en la reducción de los tiempos de respuesta.


Investigación

En el caso del cadáver que fue encontrado en el río Cutuchi están a la espera de los resultados de la prueba de ADN que van a realizar para poder identificarle, este examen está en una lista de espera que en laboratorio de ciencias forenses de Quito lo van atendiendo conforme van procesando las muestras, mientras tanto el cadáver continua en el centro forense de Ambato. (MT)