Indígenas organizados para controlar en sus territorios

MAR, 31, 2020 |

PREVENCIÓN. Algunos ingresos al sector rural se encuentran cerrados, como este en el sector de Las Bethlemitas, que conecta con Illuchi.

Las guardias comunitarias en los territorios tienen el objetivo de evitar el libre ingreso y salida de personas.

Desde que inició la emergencia sanitaria en el país, las comunidades indígenas se organizaron para establecer controles en cuanto al ingreso y salida de personas de cada sector y así evitar un contagio masivo del virus, que en la provincia registra ocho casos.

Leonidas Iza, presidente del Movimiento Indígena y Campesino de Cotopaxi (MICC) informó de las acciones desarrolladas en el sector rural no solo para restringir la movilidad y contribuir con el control que hace la fuerza pública, sino también la forma en que contribuirán desde el campo con los habitantes de la ciudad, tanto para la venta de productos, como para donar alimentos a las personas más vulnerables de la ciudad.

Iza aseguró que todas las acciones emprendidas responden a las directrices adoptadas a nivel nacional y que tienen el objetivo de contribuir con las acciones gubernamentales para afrontar la situación que atraviesa el país. Sobre estas actividades y otras iniciativas, habló con Diario La Hora Cotopaxi.

¿En qué consisten las guardias comunitarias?

Son los controles que se hacen en los ingresos de la comunidad con gente de cada lugar para evitar el libre tránsito de personas y verificar que solo transiten quienes están autorizados y necesitan abastecerse. Todas las personas que llegan de otras ciudades a las comunidades deben ingresar en buen estado de salud y comprometerse hacer una cuarentena de 14 días.

No es un cierre de vías, son controles donde está totalmente habilitado el paso de las emergencias de salud, cualquiera que sea, el paso de carros que abastecen de productos; por lo que no se han colocado escombros, sino puertas para permitir el acceso, según amerite el caso.

¿Hay horarios establecidos para el cierre?

Permanecen cerradas las puertas, de 05:00 a 08:00 se abren para permitir el paso de la gente que abastece de productos a la ciudad y también de quienes ingresan a las comunidades para dejar productos. En la tarde también abrimos un par de horas y el resto del tiempo permanecen cerradas con el control de los comuneros, de acuerdo a los turnos establecidos.

¿Cómo trabajan las guardias comunitarias?

Cada comunidad tiene un registro de todos los comuneros y hacen guardia por turnos, vigilan la mañana y la tarde para que no ingresen personas desconocidas y así garantizar la seguridad de todos. Y quisiéramos que este sistema de control se expanda en todo el país para no permitir más contagios, creemos que hay que actuar de manera responsable.

¿Hacen un trabajo coordinado con la Policía Nacional?

Conozco que en algunas parroquias sí lo hacen, pero la cantidad de policías es insuficiente para ejercer un verdadero control en el sector rural; por lo que se activaron estas guardias comunitarias que buscan contribuir con la seguridad bajo los parámetros de restricción establecidos por el Gobierno, sin perjudicar a nadie.

¿Tienen problemas en las comunidades indígenas en este momento?

Sí, hay problemas para el traslado de productos, porque no se cuenta con la movilización propia y la venta a los intermediarios en estos momentos preocupa porque conocemos que en la ciudad se venden los productos a precios elevados, cuando nosotros vendemos a lo mismo de siempre.

Además, la falta de una resolución en firme para que las entidades financieras no cobren las cuotas mensuales de los créditos genera preocupación en los habitantes y buscan la manera de salir para cumplir con sus obligaciones, porque no todos los bancos van a esperar y temen por el cobro de intereses.

¿En qué consiste la campaña de solidaridad que llevan adelante en el sector rural?

En poder ayudar a la gente de la ciudad que más lo necesita con productos del campo. Este sábado y domingo recolectamos 1.000 litros de leche que fueron regalados a las familias vulnerables de la ciudad. Y en esta semana esperamos reunir la mayor cantidad de productos, como: papas, habas, zanahoria y otros productos para poder regalar.

Consideramos que se puede establecer un trueque o intercambio entre los productos del campo y la ciudad para estar abastecidos y ayudarnos unos a otros. En el campo hace falta de arroz, aceite, manteca y algunos productos industrializados.

¿Cómo canalizan estas entregas?

A través del COE cantonal o  provincial, la entrega de leche se realizó en coordinación con el Patronato Municipal para que se incluya la leche en los productos que están entregando a quienes más lo necesitan. No queremos interrumpir su labor, sino más bien colaborar y contribuir, porque este es el momento de ayudarnos entre todos. (VHG)