¿Qué debe hacer Lasso para vencer a Arauz?

FEB, 28, 2021 | - Por Ugo Stornaiolo

Al fin se proclamaron los resultados de la primera vuelta, tras los episodios y dislates del consejero Pita y la presidenta del CNE Atamaint, provocando una incertidumbre que causó no solo la marcha indígena para reivindicar resultados, encabezada por Yaku Pérez, sino una -que parece- necesaria auditoría del sistema informático del organismo electoral, solicitada por la Fiscalía y la Contraloría.

¿A quién no le conviene la auditoría? Las miradas apuntan al candidato correísta Arauz. No hay que olvidar que muchos militantes del correísmo siguen en el CNE, en áreas claves -procesos y sistemas informáticos-. Si alguien sabe de fraudes son esas hormiguitas que trabajan, silenciosamente, por el retorno del correísmo al Ecuador. Muchas actas inconsistentes daban 500 votos a Arauz en mesas de 200 electores...

En un final de “foto finish” con pocos votos de diferencia (el 0,15%), en su tercer intento, Guillermo Lasso se impuso al sorprendente candidato indígena Yaku Pérez, que logró un inédito resultado para su agrupación. Para Lasso fue la más difícil de sus campañas. No captó simpatías ni votantes cercanos a sus aliados socialcristianos ni otros que le permitieron su votación de segunda vuelta de 2017 (en donde, para muchos, hubo fraude a favor del entonces candidato del correísmo, Lenin Moreno).

Lasso declaró que "la democracia ha triunfado, vamos con ánimo y optimismo a esta segunda vuelta”. Arauz y su mentor, Rafael Correa, denuncian que la auditoría informática pedida por la Contraloría y la Fiscalía busca impedir el balotaje, algo muy difícil de comprobar. Si todo está normal ¿qué esconden?

Correa pronosticó -¿lo sabía de antemano?- que Lasso sería el rival del popularmente conocido como “llavero” Arauz. Tras confirmarse, los correístas ya anticipan su triunfo ante un decaído Lasso. Los analistas señalan que Yaku Pérez era una mejor carta para derrotar a los correístas.

¿Cómo puede ganar Lasso? Algo hizo: separó a su consultor político y a algunos asesores, por no entender lo que los votantes querían. El líder de Creo debe reconectar con las personas, ir a la calle y demostrar que viene de abajo. Olvidarse de su imagen de banquero acartonado y ofrecer al votante lo que va a cumplir. Arauz agotó sus insólitas y peligrosas propuestas de desdolarizar, sacar oro de celulares y regalar mil dólares (ahora dice que prestaditos nomás son). Lasso debe ser él mismo, como hizo en la reunión con Pérez en el CNE. Puede ser su única opción. Si no, otra Venezuela es posible...

COMENTA CON EL AUTOR

[email protected]