‘22 meses sin trabajo, ya no aguantamos más’

ENE, 12, 2018 |

AFECTADO. Jéfferson Quiñónez Angulo narró parte de su vida sin una fuente de trabajo. Pese a ello se muestra optimista frente a la posibilidad de volver a trabajar.

“La situación en la calle está dura y se pone peor en casa cuando los hijos te piden el desayuno o dinero para ir a clases... eso sí es duro para un papá sin trabajo”. Así resume Jéfferson Quiñónez Angulo, su vida de desempleado desde el 9 de marzo de 2015.

Pero ese día no fue el único que dejó de trabajar en la Empresa de Agua Potable y Alcantarillado (EAPA) San Mateo, sino que otros 80 compañeros fueron sumados al despido masivo bajo la figura de sabotaje y terrorismo, que se aplicó con recurrencia durante el gobierno anterior.

Han transcurrido 22 meses desde que en sus casas la necesidad económica se convirtió en la mayor preocupación. Desde la notificación han pasado dos navidades, un derramamiento de sangre, varias acciones legales, una mediación que no funcionó y otra que buscará la solución a las penurias que los extrabajadores viven a diario.

 

Negociación

“Lo que queremos es trabajar; en mi caso y creo es el de mis compañeros, estamos dispuestos a que nos paguen el 25% de lo que nos deben directamente; otro 25% poco a poco y el resto hay que ceder, pero lo más importante es que nos den nuestro trabajo y el pago de los aportes al IESS, ya no aguantamos más sin trabajo”, clamó Quiñónez.

Mas, se muestra optimista para el nuevo diálogo que aspira a tener con el Presidente Ejecutivo de la EAPA-San Mateo, a quien le dirán que están dispuestos a negociar por el bien de sus familias y de la empresa.

“Cuando hablamos con el Ministro del Trabajo (el miércoles pasado) acá el Esmeraldas, nos dijo que él cree que los despidos fueron injustos y nos recomendó utilizar el artículo 190 de la Constitución para solucionar el conflicto laboral”, detalló el vocero de los desempleados, Juan Lastre.

PROTESTA. No todos los 81 extrabajadores de la EAPA-San Mateo salen a exigir el reintegro a sus labores, pero los pocos lo hacen con fuerza.

Arbitraje y mediación

El articulado permite el arbitraje y la mediación como medio de solución. La mesa de diálogo que sería convocada por el Ministro, permitiría que lo que ahí se resuelva quede como sentencia inapelable. Ayer, Diario La Hora intentó obtener el criterio del Presidente Ejecutivo de la EAPA-San Mateo, pero por sus funciones no fue posible.
 

Frente a la posibilidad de volver a trabajar en la empresa en la que lo hizo durante 16 años (siete dentro de rol) Jéfferson Quiñónez Angulo no oculta su felicidad, debido a que ahora podría dejar de depender de la bondad de ciertos amigos o de ‘cachuelos’ ocasiones que les permiten solventar parte de las necesidades de un hogar de seis adultos y menores de edad. (MGQ)

 

Más Noticias De Noticias Esmeraldas

Barrio El Regocijo recibe hormigonado

| La Municipalidad del cantón Esmeraldas desde 2014 ha realizado varios trabajos de reconstrucción de calles en múltiples barrios de la ciudad.

Colapsa calle en el barrio Coquito Alto

| Un orificio debajo del suelo se habría llevado la tierra del lugar; otro socavón que preocupa a los moradores.

Dueños de vehículos rechazan incremento del impuesto verde

| El pago del impuesto ambiental empezó este mes con nuevos valores, debido a que desde este año se cobra de forma íntegra y sin descuentos.

Evalúan cronograma electoral en Esmeraldas

| Uno de los problemas encontrados es la campaña electoral anticipada, que podría descalificar a candidatos.

‘Proyecto Casas Para Todos construirá 320 viviendas’

| Vicente Cuero, de Atención Ciudadana del Municipio de Esmeraldas, anunció que el miércoles de esta semana personalmente estará en Quito entregando a funcionarios del programa ‘Casas Para Todos’...

Damnificados siguen esperando las casas

| Las 18 familias damnificadas en la inundación de enero de 2016, en el sector ‘50 Casas’, con el desbordamiento del río Teaone...

VIVEN EN PELIGRO Y DESATENDIDOS

| En ‘50 Casas’ y en la isla Luis Vargas Torres, en invierno se inundan. Se han ofrecido obras pero nada más.