La década de los mega robos

FEB, 25, 2018 | - Por Shakespeare Abarca Córdova

SHAKESPEARE ABARCA CÓRDOVA

 

Fueron demenciales el despilfarro y la corrupción en la década correísta, sólo hemos visto la punta de un iceberg, una pequeña parte de su real volumen, esto va más allá de los sobornos de Odebrecht y las responsabilidades de Glas, más allá de sus mega-atracos en el sector petrolero y demás sectores estratégicos con su cuento del cambio de la matriz productiva; el propio Lenín Moreno ha señalado que el 86% de las obras contratadas por el anterior régimen entre 2009 y 2017 “presentan inconvenientes” ha dicho, hablando más claro, están impregnadas por el pestilente olor de la corrupción, de una inversión de $ 3.000 millones para un total de 730 obras contratadas, 640 de estas “obras” deberán ser investigadas, pues en algunos casos se han detectado incrementos de hasta el 700%  en relación a su costo original, decirle sobreprecio a eso es poca cosa, aquello fue un verdadero asalto.
 

El actual Presidente lo denunció públicamente en octubre del 2017, lo malo es que de la denuncia no ha pasado; de un monto original de 2.138 millones, estas 640 obras subieron a cerca de 4.000 millones, como ejemplo el ministro de Obras Públicas citó una carretera en Vilcabamba, provincia de Loja, que de $ 19 millones pasó a costar 152 millones, es decir se incrementó el citado 700%, para una vía en la que circulan unos cien vehículos diarios. Obras que parecían tener nobles fines como salud, educación, seguridad, sólo fueron pretexto para asaltar los recursos públicos, lo que es peor, en muchas de estas persisten problemas para ser funcionales y otras quedaron abandonadas, hoy para concluirlas este gobierno deberá invertir cerca de mil millones adicionales. No sólo que la mesa no estaba servida, sino que estaban llevándose la mesa, las sillas y hasta la vajilla.
 

Por lo que vamos conociendo, en todos los frentes y áreas del gobierno correísta están omnipresentes la corrupción y el despilfarro, lo que no se ha descubierto es porque aún no se ha investigado, no eran obras, eran atracos; los sobornos nos costaron muy caro, no es como decía el iluminado que los sobornos no perjudican al país, nos creyó idiotas. Aeropuertos en que ningún avión despega, carreteras como la referida, $ 1.500 millones gastados en una explanada para una refinería que nunca paso de “primera piedra” la piedra más cara de la historia nacional, las ampulosas insultinas sabáticas y tener más de 30 ministerios en un país pequeño y pobre, son también los elocuentes signos del insensato despilfarro en la década robada.

 

[email protected]

COMENTA CON EL AUTOR

[email protected]

Más Noticias De Opinión

La lechuza

| Es nuestra obligación moral opinar, todos debemos hacerlo; se trata de la vida de seres humanos que solo por el hecho de haber cumplido su obligación de denunciar hechos de corrupción como el caso de los helicópteros Dhruv, por parte del general de la Fuerza Aérea, Jorge Gabela, fue asesinado sin que hasta la presente se encuentre la verdad.

Reclamos barriales

| La mejor etapa y mejor tiempo que busca el ciudadano marginado y que vive en lamentables condiciones donde todo le falta y que estamos hablando del cantón capital de la provincia, es cuando se producen las elecciones, porque parece que muchas obras que se pudieron hacer antes las reservaron buscando el factor impacto con que se engañó y se continúa esa corriente, para lograr votos que es lo que interesa no solo ahora sino desde tiempos pasados.

Protección de datos

00:05 | | Hay cosas que no preocupaban a la gente hace dos décadas, hablar de “protección de datos” no tenía significado, pero el sunami tecnológico creó múltiples problemas sociales que requieren análisis y solución.

GALERIA DE VIDEOS