La academia ve en la basura una solución, no un problema

SEP, 11, 2018 |

SITIO. El actual botadero de basura ‘El Jardín’ de la ciudad de Esmeraldas, literalmente está dentro de la ciudad; su afectación al ambiente en notoria por ser un proceso a cielo abierto.

De 19 investigaciones una busca convertir a los desechos orgánicos en energía; además, de fuentes de trabajo.

El manejo integral de residuos sólidos urbanos para el cantón Esmeraldas, parece simple desde la visión de catedráticos de la Faculta de Ingeniería Mecánica de la Universidad Técnica de Esmeraldas ‘Luis Vargas Torres’ (UTE-LVT).

La teoría de los investigadores determina que una máquina cargadora arroje los desechos orgánicos en cajones de carga secuencial, se los sella y a través de un proceso anaeróbico se produce gas metano y energía; previamente separan los elementos reciclables.

“No es nada parecido al relleno sanitario y menos al botadero a cielo abierto. La idea es no contaminar ni el aire, ni el suelo con los lixiviados”, precisa uno de los mentalizadores del proyecto, Vladimiro Jijón Solórzano.

Venta de energía

Determinar el área a utilizar, la potencia energética y de reciclaje, será el resultado del proceso de caracterización que ya está en marcha, gracias a que la Universidad apostó por 19 ideas innovadoras en pro los universitarios y de los esmeraldeños, entre ellas el manejo integral de residuos sólidos.

Luego, caracterización que se aspira a culminar hasta diciembre y previo a la modelación del proceso que determinará la factibilidad, se lo socializará con el Municipio para que determine su inversión y qué aliados estratégicos buscará para la implementación.

Por ahora lo que sí está determinado es que el actual botadero de basura ‘El Jardín’ de la ciudad de Esmeraldas, no será el lugar para ejecutar el nuevo proyecto, debido a que tiene miles de toneladas de basura acumulada.

Con la puesta en marcha de la fábrica se busca producir y vender energía eléctrica, para de esa forma hacer de la basura una fuente de trabajo y no solo un desecho.

Cultura del reciclaje

Ángel Recio, quien es parte del proyecto de manejo integral de residuos sólidos urbanos para el cantón Esmeraldas, ve en la idea una oportunidad social de aplicar las ‘3R’: Reducir, Reciclar y Reutilizar.

Adelanta que una de las metas es que desde los hogares donde se genera la basura, se la clasifique. “Pero hasta que eso ocurra, el proyecto incluye un proceso de reclasificación de la basura antes de convertirla en energía”.

Recio aclara que el tema no es pionero a nivel mundial, pero sí en Esmeraldas, por lo que de aplicarse, adicionalmente se generarán fuentes de trabajo para quienes operarán la fábrica y para los clasificadores de los desechos orgánicos y los reciclables.