Colombianos y venezolanos no paran éxodo a Esmeraldas

NOV, 14, 2018 |

COTIDIANIDAD. En las esquinas de los semáforos se encuentra con frecuencia a grupos de extranjeros mendigando, otros en cambio trabajan en la ciudad.

Las personas en movilidad humana están por doquier en la ciudad de Esmeraldas: en las esquinas de los semáforos, durmiendo en parques, playas e incluso, la Unidad de Movilidad Humana del Municipio de Esmeraldas, tiene reportes de venezolanas y colombianas en centros de tolerancias ejerciendo la prostitución.
 

Durante el primer semestre del año, esa Unidad registra 151 familias venezolanas, subdivididas en 33 jóvenes, 76 adultos, 13 adultos mayores, 10 que no dieron sus edades, dos niños y siete adolescentes. Pero ellos no son todos, desde julio hasta la fecha se suman otras 40 familias que escogieron a Esmeraldas como zona de huida de la realidad de sus países.
 

Jeanie Vivero, responsable de la Unidad de Movilidad Humana, maneja cifras de los llegados. El 60% de los venezolanos ingresan sin documentos pidiendo el visado de la Unasur y el 40% pide refugio. Del porcentaje menor, entre el 8 y 10% se quedan como solicitantes de refugio hasta que en el Ministerio de Relaciones Exteriores, en Quito, les aprueben o descarten el pedido.

Albergues y normativas

La Cancillería, el Ministerio de Inclusión Económica y social (MIES) y el Ministerio del Interior, firmaron el 5 de noviembre el ‘Procedimiento de atención para niños, niñas, adolescentes y sus familias en contexto de movilidad humana en Ecuador’, que busca proteger de mejor manera a ese grupo vulnerable, siendo una de las metas, crear albergues.
 

En esa firma, la representante regional de Unicef, María Cristina Perceval, informó que al concluir 2018, alrededor de 320.000 ciudadanos venezolanos habitarán en el país, de los cuales 64.000 son niños, niñas y adolescentes.
 

Se calcula que los niños, niñas y adolescentes son un 20% del total de ciudadanos venezolanos que han migrado al Ecuador en meses recientes. Entre 2014 y 2018 ingresaron al Ecuador más de 1,2 millones de venezolanos, de los cuales de 230 a 250 mil personas permanecen en el Ecuador al 31 de octubre pasado. Ecuador ha otorgado más de 97.000 visados a peticionarios de ese país.

Protocolo de asistencia

Cuando un emigrante tiene contacto con la Unidad de Movilidad Humana ubicada en las calles Simón Bolívar y Salinas, edificio de Patronato Municipal de Esmeraldas, es canalizarlo hasta el Ministerio de Relaciones Exteriores para que le ayude, de ser el caso, con su legalización migratoria.
 

Luego se les pone en contacto con organizaciones cooperantes con el Estado ecuatoriano como el Acnur, HIAS, servicio Jesuita y en el caso del requerir un lugar para dormir, el Consejo Noruego que ayuda por un tiempo con el valor de un arriendo domiciliario.
 

“La idea es evitar que los de Movilidad Humana, por su condición de vulnerabilidad, sean atrapados por desaprensivos que buscan supuestamente legalizarlos a cambio de dinero, cuando todo es gratuito”, destacó Jeanie Vivero, de la Unidad de Movilidad Humana del Municipio de Esmeraldas, aclarando que los movilizados no solo son venezolanos o colombianos, sino que también hay cubanos.

PARA SABER

El viernes y sábado próximos la Judicatura capacitará a los miembros del sector de justicia en temas de Movilidad Humana y Trata de personas.

Más Noticias De Noticias Esmeraldas

Iniciativa de estudiantes analizó el ‘éxito o fracaso’ del Puerto Pesquero

| El estudio será replicado por los facilitadores a las autoridades correspondientes, así como al Puerto Pesquero.

Un libro que analiza crimen organizado en el norte de Esmeraldas

| Se enfoca la problemática humana, ambiental y productiva de este sector del país.

Emprendedores entre errores, pedido de créditos y perseverancia

| Generar un estudio de mercado y priorizar gastos, son parte de las estrategias a seguir antes de avanzar.

Elecciones recuerdan necesidad de reformas

| Abogados, médicos, bachilleres, periodistas, afros, mujeres, están en la lista de candidatos.

Lecturas y canciones por San Valentín