Todos los honores para Diógenes Cuero Caicedo

ENE, 04, 2019 |

RECUERDO. Diógenes Cuero Caicedo se particularizó por ser un gran defensor de los derechos de la negritud. Una de sus frases: “Soy negro, no afro”.

Hoy a las 15:00 será el sepelio. La misa se oficiará en la iglesia ‘Virgen de Fátima’, de Las Palmas.

Uno a uno de los amigos y familiares iba llegando hasta donde estaba Diógenes Cuero Caicedo, con terno y corbata, tal como lo hizo en vida. Su rostro negro al interior del ataúd lucía señorial y firme, como diciéndoles a todos que nunca estuvo enfermo.

Y sí, él era así, de esos que siempre mostraba lo mejor y tenía tiempo para escuchar y aconsejar. “Era un luchador”, lo resume Arelis, la hija, quien ayer con un semblante de indescriptible orgullo por su padre no lloraba, más bien destacaba por su sonrisa amplia y su rostro vivaz, pese al momento de dura prueba.

“Mi padre murió pensando que no moriría. Él nos decía: dejen de llorar que aquí no ha muerto nadie”, recuerda esos días en los que Cuero Caicedo, poco a poco dejaba su rutina de abogado, de poeta, escritor y defensor de la negritud, para darle batalla a una enfermedad que hasta el final no tuvo nombre.

Los mejores recuerdos

“Los doctores confirmaron que mi papá tiene metástasis”, fue lo único que reveló Samil, el mayor de los siete hijos (Kamil, Gissella,

Danny, Arelis, Ana, Joselyn y Andrés), antes de que Diógenes Cuero Caicedo fuese traído desde Guayaquil hasta su casa en Esmeraldas, donde a las 04:00 de ayer murió confortado con la presencia de sus hijos, a excepción de Kamil que está en España.

Él no podrá llegar al sepelio de su padre que será hoy, a las 15:00, desde la casa del duelo ubicada en el barrio ‘El Coquito’, sector ‘El Panecillo’, parte alta de la ciudad de Esmeraldas, donde vivieron Hermógenes (+) y Seledina (+), padres de Diógenes.

Y de la muerte no es un tema que deseen mucho hablar sus amigos, concentran más sus tertulias en la alegría del amigo. Ellos describen con admiración al hombre que hace 70 años nació en San Francisco de Ónzole, una las comunidades más pobres del cantón Eloy Alfaro, zona norte de Esmeraldas y de quien pocos sabían su segundo nombre: Clodoveo.

Excepcional y carismático

Uno de los que sí sabe del tema es Segundo Angulo Bolaños ‘Pachangola’. “A Diógenes le gustaba burlase, con respeto, de ciertos nombres, lo hacía en su programa radial ‘Raíces’ que tenía los sábados y domingos en Radio Central ‘Candela’. Pero de lo que más hablaba era de los derechos del negro”, recuerda.

Milton Guevara Zambrano lo conoció en otro entorno: la Refinería de Esmeraldas, donde Diógenes Cuero Caicedo fue el primer esmeraldeño en ocupar el cargo de Gerente de Unidad de Protección Ambiental. “Diógenes fue un hombre solidario y buen amigo, y no lo digo porque está muerto… él era así”.

David Rosero lo define como excepcional y carismático. “La última vez que lo vi con vida a Diógenes en el hospital, me miró, me estrechó la mano y me dijo: David, tú eres el gran amigo, y yo le respondí: Diógenes tú eres mi gran amigo”, detalló Rosero tratando de contener el llanto.

Lo que dejó a la familia

Freddy, el hermano menor de Diógenes Cuero Caicedo, atribuye su calma emocional frente féretro, por el positivo recuerdo que conserva de quien llama su hermano y padre.

“En nuestra cultura negra, el hermano mayor es el que tomaba la rienda para ayudar al menor y él lo hizo. Además, por ser su hermano último me convertí en su primer hijo”, explica.

Y agrega:  “mi hermano decía que no hay nada más importante que la honradez y los valores éticos y morales. A él lo defino como una palabra: preocupado. O sea aquel hombre que siempre estaba preocupado por el bien de todos los demás”.

Homenaje en el lugar de trabajo

Durante más de 45 minutos, la tarde de ayer amigos, conocidos y familiares de Diógenes Cuero Caicedo, ubicaron la carroza fúnebre que contenía su cuerpo, en los bajos del edificio de Diario La Hora, donde está el que fue su estudio jurídico.

Sus hijos, hermanos, esposa y demás familiares, recibieron las muestras de solidaridad y ofrendas florales. La emisora Radio Candela, donde Cuero tenía su programa cultural ‘Raíces’, transmitió en vivo ese momento de dolor para sus allegados. Muchos expresaron sus condolencias y no lograron contener el llanto al ver el cuerpo inerte del poeta de los esmeraldeños.

Logros de Diógenes Cuero

‘El tapao más grande del mundo’, elaborado con 120 racimos de verde y una tonelada de pescado.

Exdirigente del equipo de fútbol Esmeraldas Petrolero, que en 1985 lo llevó a la primera categoría.

Catedrático, poeta y abogado.

Impulsor de la Asociación de Norteños Residentes en Esmeraldas.

Primer Gerente de Unidad de Protección Ambiental de la Refinería.

Libros: ‘Jugando a las relaciones humanas’; ‘Petróleo, realidad y sindicalismo’; ‘Tsunami, mitología y poesía’; ‘CD de poemas tsunami’, ‘Me quieren quitar… lo de negro’, ‘Las huellas de la Carimba’.

Hermanos de

Diógenes Cuero

Tarquino

Antonio

Freddy

Dorila

Gualberto

Samuel

Kemy

Antonieta