Inseguridad

ENE, 12, 2019 | - Por MA. ALEJANDRA SALAZAR MURRIETA

MA. ALEJANDRA SALAZAR MURRIETA

Tengo por costumbre, al subirme a un taxi, tratar de conocer de alguna situación que se esté produciendo en la ciudad y quién mejor que los taxistas que a diario recorren las distintas calles de norte a sur, para contarme.

Mas, hoy fue diferente, al subirme al taxi, luego del acostumbrado saludo, no fui yo la primera que habló, sino que el taxista en un tomo bastante preocupado, me expresó que la delincuencia estaba descontrolada y rápidamente se me vino a la mente aquel vídeo que circula por las redes sociales, en el que se puede conocer cómo un joven es atacado por un supuesto pasajero y, sí, efectivamente, este tema, al parecer, era lo que traía al chofer cabizbajo y dubitativo; no es para menos si a diario tienen que pensar seriamente quiénes serán sus clientes del día y con qué situación se encontrarán.

Asimismo, pensé para mí, sin comentarlo ese momento, en cada situación en donde hemos conocido de personas que se suben a un taxi o a algún tipo de transporte y se convierten en víctimas de los llamados secuestros express, robos e incluso violaciones. Es decir, ni pasajeros ni taxistas están seguros de que su día terminará siendo una bendición.

Ante todos estos avatares me pregunto, ¿para qué exactamente sirve la llamada cámara de seguridad y el botón que solemos ver dentro de las unidades de servicio? Porque hasta ahora solo nos ha permitido ser partícipes de eventos siniestros como el ataque mencionado al taxista esta semana y nos traslada de manera automática a aquel crimen ocurrido en Ambato, en 2018.

¿Quién se beneficia con el uso de la cámara, o el beneficio real solamente es para quien expende dicho objeto? porque como mencioné, por ahora solo nos ha servido para desatar el morbo de ver y compartir cientos de veces un crimen, pero aún desconozco si sirve para que la Policía acuda inmediatamente al lugar de los hechos e impida un asalto o lo peor un crimen.

En este último caso, el taxista corrió con suerte, pues, “solo” le asestaron siete puñaladas y el asunto parece hacerse costumbre. ¿Qué pasará con el próximo, pasajero o taxista afectado?

aleszar14@gmail.com

COMENTA CON EL AUTOR

aleszar14@gmail.com

Más Noticias De Opinión

Solo teoría

| Ahora que somos testigos de los reveses que la humanidad está atravesando por la implacable naturaleza que no perdona, porque el hombre, su principal depredador, no la respeta; entonces elevamos nuestros lamentos al cielo pidiendo al Supremo que tenga piedad y compasión por nuestro planeta.

Sin eficacia jurídica

| Cuando existen conflictos entre normas constitucionales, solamente pueden reformarse por consulta popular.

Por acciones prontas y radicales

00:15 | | Dos manifestaciones desafiantes, por su nivel de violencia, están en el escenario público como muros infranqueables para las autoridades.

¿Seguimos fingiendo?

00:10 | | Desde el inicio, la gestión del presidente Lenín Moreno se basaba en fingir. Fingir que nadie en su gobierno había sido correísta.

Zamora: 25 años

00:05 | | Tiene la edad de Cristo y en los últimos 25 años, su vida ha estado dedicada al canto lírico, popular, folclórico. Instrumentista múltiple y compositor, su ciudad natal es la base de operaciones de su formación y de su proyección como artista y maestro.