Concesionar sin criterio

FEB, 19, 2019 | 00:10 - Por SALVATORE FOTI

Salvatore Foti

El Ejecutivo ha pasado más de dos años de su mandato diciéndonos que todas las obras de Correa fueron un fracaso y muy mal hechas. Por esto, no entiendo como así de repente dichas obras se habrían vuelto atractivas para el sector privado, al cual se las pretende concesionar. No creo que haya filántropos dispuestos a invertir en obras con graves fallas estructurales, tal como nos han contado y denunciado en varias ocasiones, salvo que se nos mintió para luego justificar dichas concesiones a precios más bajos y favorables.

Sin embargo, más allá de las especulaciones están los hechos y los famosos diálogos, y es basándome en los hechos que me permito observar que parecería no haber criterios concordantes sobre las concesiones que se pretenden dar. Con respecto a la CNT, los trabajadores están furiosos y creen que las ganancias generadas por esa empresa no justifican su concesión, pues valdría miles de millones de dólares y estaría generando ganancias que así lo ratifican. De hecho hay proyecciones muy alentadoras.

Lo mismo podríamos decir por el sector eléctrico, que también aportaría no menos de 450 millones de dólares al año en ganancias. En fin, muchas discrepancias entre los trabajadores y el Ejecutivo. Unos dicen que se están prostituyendo los bienes del Estado y otros dicen que la concesión es la “divina pomada”. 

Por ende, resulta evidente que faltan argumentos serios y sustentables y estos debe darlos el Ejecutivo, que una vez más prefiere esconderse y delegar, tan delicadas políticas  estratégicas, al funcionario de turno. El señor Presidente debe darnos números y razones que sustenten las concesiones. Debe dialogar y luego tomar decisiones con su nombre y apellido. Así en futuro la historia podrá juzgarlo en toda su gloria.

Necesitamos a un Presidente no a sus delegados, de los cuales ni siquiera nos acordaremos luego los nombres. Delegados que, además, en las redes sociales salen amenazando a los que piensan diferente. Hay que tener más cuidado con la delegación de funciones que se han otorgado en el reciente Decreto Ejecutivo, pues empezamos a ver las consecuencias y es difícil saber dónde iremos a parar.


ecuasalvo@yahoo.it

COMENTA CON EL AUTOR

sfoti@lahora.com.ec

Más Noticias De Opinión

La educación, un imperativo categórico

| Sin duda alguna, para que las personas actúen eficientemente en la vida social, deben tener un grado determinado de educación, que permita desarrollar sus aptitudes, que marquen el florecimiento de una personalidad positiva y vivencia digna, dentro de una sociedad direccionada hacia un horizonte de justicia, como soporte moral.

Votemos por quienes valgan algo

| El 24 del presente, los ecuatorianos iremos a las urnas para elegir prefectos, alcaldes, concejales, autoridades parroquiales y consejeros de Participación  Ciudadana.

A pensar con detenimiento

00:15 | | A partir de hoy nos corresponde a cada uno de los ecuatorianos, mujeres y hombres, reflexionar sobre la validez de las continuidades políticas, sociales y simbólicas heredadas.

Acoso laboral

00:10 | | El comportamiento laboral de algunas personas es un problema muy complejo que ha permanecido oculto en el tiempo y pocos se atreven a denunciarlo.

Difunto Unasur, ¿bienvenido Prosur?

00:05 | | Desde un inicio manifesté, sin importar quienes fueran los autores o gestores de la iniciativa, que crear un organismo regional teniendo como capital a Quito era una buena iniciativa.