Maleza

MAR, 15, 2019 | - Por LUIS COELLO KUON YENG

LUIS COELLO KUON-YENG

Los alrededores de cada ciudad en esta provincia, lucen por su verdor, la espesa naturaleza con ese ‘verde esmeralda’ da el nombre a esta provincia y su insigne apelativo ‘la provincia verde’. Esmeraldas, la ciudad capital, transita entre zonas con una gran regeneración urbana, que definitivamente cambiaron su cara (malecón de Las Palmas, los puentes sobre el río Esmeraldas) y áreas que representan una perspectiva futura mejor de la ciudad (vías regeneradas como el acceso sur, la avenida que recurre a través del Bimot-13, la Policía hasta la entrada principal a la ciudad). Pero hay aspectos que son muy sencillos de ver y de determinar que la reorganización y embellecimiento urbano viene acorde con un adecuado ornato, correcta limpieza y mantenimiento de los espacios verdes o baldíos que se hallan dentro de la urbe porteña.

Me refiero explicítame al crecimiento y descontrol de la maleza. Hay sectores en donde la maleza alcanza un tamaño de hasta dos metros e incluso se torna tan frondosa que juntas obstaculizan la visibilidad hacia dentro de las áreas en donde ellas se encuentran, no permiten observar de manera correcta, adecuada y segura los carros que circulan, esto es más preocupante donde hay curvas. Aparte de lo que he descrito, lo triste es ver cómo la maleta afea el aspecto de la ciudad, le da un carácter de desaliñada, desordenada, parece olvidada y como si los que viviéramos dentro de ella nos hemos (¿o debemos?) acostumbrado a vivir así. Un sinónimo de costumbrismo para vivir rodeados de desorden, insalubridad y dar a los demás una idea de que así es aquí aunque en otros lados sea diferente.

No me acostumbro a vivir desprovisto de sentirme alegre de estar aquí. No me acostumbro a vivir privado de ver orden y/o armonía entre lo natural y lo urbano cotidiano. No me acostumbro a vivir en un sistema defectuoso carente de organización del suelo. Reitero que aspecto tan dantescamente antiestético y grosero nos vemos conducidos a habituar. La ciudad no se merece eso. Las autoridades y las que están por llegar al ser electas en próximamente, ojalá tengan dentro de sus planes de gobierno tomar en cuenta la regeneración y mantenimiento de lugares en donde no hay cemento o asfalto y son presa sencilla del crecimiento de la maleza y de otras plantas que al crecer tornan a la ciudad en un sitio poco agradable para conocer.

dr.luiscoello@hotmail.com

COMENTA CON EL AUTOR

dr.luiscoello@hotmail.com

Más Noticias De Opinión

Del aborto y del cannabis

| Lo aprobado esta semana en la Asamblea Nacional es una ofensa a la mujer, ser divino, cimiento del hogar y fuente de vida, a la que debemos respetar y haber mantenido la penalización del aborto, sea cual fuere el origen de su gestación, representa un atentado a sus derechos. Solo es ella la que puede decidir qué hacer con su cuerpo. Los hijos deben ser bienvenidos, deseados, programados.

Resurgimiento de la humanidad

| Siempre he tenido la buena estrella de encontrarme con una historia o una frase que me hace recobrar la fe y la esperanza en nosotros como humanidad, precisamente en momentos que parece que nuestra sociedad no logra visualizar su norte.

¿Por qué tanta infamia?

00:15 | | Twitter hizo una limpieza de su nido y dejó fuera1.019 cuentas ecuatorianas, en su mayoría falsas, vinculadas al partido político de gobierno Alianza PAÍS, según un despacho de la agencia AFP, fechado en Washington.

Malos malos y malos buenos

00:10 | | El 17 de septiembre se cumplieron ochenta años de que la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS) invadiera Polonia, luego de haber firmado un pacto de amistad con el Tercer Reich o Alemania Nacionalsocialista.

Milagro…

00:05 | | Jesús mide un metro noventa. Se acomoda, encorvado, en su Chevrolet Beat, el auto que le permite reunir el dinero para mantener a su familia en Ecuador.